Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Xi Jinping (horizontal-x3)
Imagen del presidente chino, Xi Jinping. (EFE)

China celebró que Estados Unidos y Corea del Norte estén "creando una nueva Historia" con la esperada cumbre mantenida en Singapur entre Donald Trump y Kim Jong-un, y manifestó su deseo de que sigan avanzando para alcanzar un acuerdo para la desnuclearización en la península coreana.

"China se alegra porque es lo que hemos estado esperando" todo este tiempo, afirmó en rueda de prensa el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Geng Shuang, que insistió en la gran importancia de este encuentro.

Tras una cumbre de más de tres horas, Trump y Kim firmaron una declaración conjunta en la que Pyongyang se ha comprometido a trabajar en su completa desnuclearización y Washington en proporcionarle "garantías de seguridad".

Geng destacó la gran importancia del encuentro de hoy, en el que ambos líderes se han sentado juntos por primera vez para mantener un diálogo directo y con el que están escribiendo un nuevo capítulo en la Historia, ya que es la primera reunión entre mandatarios de ambos países tras casi siete décadas de confrontación.

Ahora, añadió, se debe seguir trabajando para construir la confianza mutua necesaria para afrontar las dificultades y alcanzar un acuerdo par la desnuclearización y el establecimiento de la paz.

Asimismo, Geng indicó este martes que parte de las sanciones que pesan sobre Corea del Norte podrían ser levantadas tras la cumbre entre el líder Kim Jong-un y el presidente de los Estados Unidos Donald Trump.

"Las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU que se han aprobado establecen que si Corea del Norte respeta y actúa en acuerdo con las disposiciones, entonces las sanciones pueden ser ajustadas, incluyendo la suspensión o remoción de sanciones relevantes", explicó.

Las sanciones impuestas por la ONU han contado con el apoyo de los cinco miembros permanentes, Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Rusia y China, a pesar de que el grupo está viviendo fuertes divisiones internas.

Pero a pesar de brindar su apoyo, Beijing también ha manifestado siempre su postura de acompañar las sanciones con diálogo político, como el que tuvo lugar en Singapur.

Preguntado por la posibilidad de que Kim realice una escala en China en su camino de vuelta a Pyongyang para reunirse con el presidente chino, Xi Jinping, el portavoz del ministerio solo señaló que las aerolíneas chinas seguirán proporcionado servicio al líder norcoreano, que viajó a Singapur con Air China.

Además, señaló que China, como actor "constructivo" en la desnuclearización y el establecimiento de la paz en la península coreana, mantiene contacto continuo con todas las partes involucradas.

En marzo y en mayo, Kim viajó por sorpresa a China para abordar con Xi los progresos logrados en la región antes de la histórica cumbre de hoy con Trump, aunque no se informó de ninguna de las dos visitas hasta que el líder norcoreano regresó a Corea el Norte. 

La cumbre de Singapur, cuyo objetivo es tratar la posible desnuclearización de Pyongyang, es la primera entre mandatarios de ambos países tras casi 70 años de confrontación a raíz de la Guerra de Corea (1950-1953), y 25 de negociaciones fallidas y tensiones a cuenta del programa atómico norcoreano. 


💬Ver 0 comentarios