Este centro de tráfico aéreo tiene la forma de una estrella de mar.

En el aeropuerto de Beijing-Daxing (China) comenzó a funcionar este miércoles  la terminal aérea más grande del mundo, cinco días antes de lo previsto inicialmente, informó la prensa estatal.

El presidente de China, Xi Jinping, declaró inaugurada la infraestructura, cuya construcción comenzó en 2015 y cuya apertura coincide con el 70 aniversario de la fundación de la República Popular, el próximo 1 de octubre.

El Aeropuerto Internacional Daxing de Beijing está diseñado para recibir a 72 millones de pasajeros al año. Ubicado en la parte sur de la capital, se construyó en menos de cinco años y tuvo un costo de 120,000 millones de yuanes ($17,000 millones).

El principal aeródromo de Beijing, en el noreste de la ciudad, es el segundo más transitado del mundo luego del de Hartsfield-Jackson Atlanta, en Estados Unidos, y está casi al límite de su capacidad.

Su primer vuelo comercial, un avión de China Southern Airlines con destino a la provincia de Guangdong, en el sur del país, despegó el miércoles en la tarde, según reportó la televisora estatal CCTV. Otros seis vuelos despegaron más tarde hacia Shanghái y otros lugares.

Daxing, diseñado por la fallecida arquitecta británica-iraquí Zaha Hadid, tiene una terminal considerada la más grande del mundo con un millón de metros cuadrados (11 millones de pies cuadrados).

Pese a esto, sus constructores dicen que los pasajeros no tendrán que caminar más de 600 metros (2,000 pies) para llegar a cualquier puerta de embarque.

El vasto aeródromo, que tiene forma de estrella, está a unos 45 kilómetros (cerca de 30 millas) al sur del centro de Beijing. Cuenta con cuatro pistas y está previsto habilitar al menos tres más.

Entre las aerolíneas extranjeras que operarán desde Daxing se encuentran AeroMéxico, Aerolíneas Argentinas, Air Europa, Air France, Alitalia, Aeroflot y KLM, así como British Airways, con vuelos directos a Londres, además de grandes compañías aéreas chinas como China Eastern y China Southern.

En declaraciones a la prensa durante una visita guiada el pasado mes de marzo, el director general del proyecto, Li Yianhua, explicó que el diseño radial del aeropuerto permitirá llegar a cualquier puerta de embarque "en seis minutos" una vez se pasen los controles de seguridad.

Una de las razones que motivaron su construcción fue, según sus promotores, la de descongestionar el Aeropuerto Internacional de Beijing Capital, que sobrepasó por primera vez en 2018 los 100 millones de pasajeros anuales.


💬Ver 0 comentarios