(horizontal-x3)
Okinawa alberga más del 70 % de las instalaciones militares de EEUU en Japón y más de la mitad de los cerca de 48,000 efectivos estadounidenses en este país. (Archivo)

Tokio - Ciudadanos de la isla nipona de Okinawa trataron hoy de bloquear las obras para reubicar una base militar estadounidense, en una nueva protesta que refleja el rechazo popular contra la amplia presencia de las tropas de EEUU en el archipiélago del sudoeste de Japón.

Unas 70 canoas y botes fueron empleados por los manifestantes locales para intentar frenar los trabajos para ganar tierras al mar en la bahía de Henoko, aunque fueron interceptados por la Guardia Costera nipona y muchos de los activistas fueron detenidos, según informó la agencia nipona Kyodo.

Estas obras suponen el primer paso para reubicar la base estadounidense de Futenma, ahora ubicada en centro urbano de la localidad de Ginowan, un proyecto que ha sido objeto de manifestaciones multitudinarias y ha deparado un largo enfrentamiento judicial entre las autoridades regionales y el Ejecutivo central.

Japón y EEUU acordaron trasladar estas instalaciones militares a la bahía de Henoko, una zona menos habitada en la localidad de Nago, pero la población y los políticos locales han mostrado un claro rechazo a esta medida por su impacto ambiental.

El gobernador de Okinawa, Takeshi Onaga, ha tratado de invalidar la aprobación del traslado adoptada en 2013 por su predecesor llevando el caso ante los tribunales, que por ahora han dado la razón a Tokio.

El inicio de los trabajos para construir la nueva base estaba previsto para abril aunque se ha retrasado en varias ocasiones debido a las protestas, a decisiones judiciales a la espera de resolverse los litigios en curso y a una orden del Gobierno local para proteger las especies de coral de la zona en peligro de extinción.

El mar de Henoko posee arrecifes de coral que el Gobierno de la provincia asegura que han sido dañados por los trabajos preparatorios como la construcción de diques, y es el hábitat del dugongo, un mamífero marino en peligro de extinción.

La mayoría de la población de Okinawa -que alberga más del 70 % de las instalaciones militares de EEUU en Japón y más de la mitad de los cerca de 48,000 efectivos estadounidenses en este país- se opone al traslado de Futenma y ha solicitado que la base sea reubicada fuera de su territorio. 


💬Ver 0 comentarios