Una multitud marcha exigiendo más acciones para combatir el cambio climático, en Colonia, Alemania. (Henning Kaiser / dpa vía AP) (semisquare-x3)
Una multitud marcha exigiendo más acciones para combatir el cambio climático, en Colonia, Alemania. (Henning Kaiser / dpa vía AP)

Katowice, Polonia — Negociadores de todo el mundo iniciaron el domingo la conferencia anual sobre cambio climático de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en una ciudad polaca construida en torno a una mina de carbón, considerado ampliamente como la principal causa del calentamiento global.

A su llegada para dos semanas de conversaciones sobre cómo enfrentar el cambio climático, los participantes de la conferencia vestían gorros, bufandas y gruesos abrigos a su ingreso a los enormes salones en Katowice, que son calentados por plantas de electricidad impulsadas por carbón. 

El carbón ocupa el centro del escenario de la cumbre, que se realiza tres años después de que se concretara el histórico Acuerdo de París que fijó el objetivo de mantener el calentamiento global bastante por debajo de los dos grados Celsius (3.6 Fahreinheit). 

Aunque el gobierno polaco asegura que Katowice se encuentra en proceso de transformación a una ciudad verde, las chimeneas de la planta de energía emitían columnas de humo hacia el grisáceo cielo decembrino y los sitios de monitoreo mostraban elevados índices de contaminación en el aire. 

Polonia, que preside el encuentro, planea utilizar la inauguración oficial del lunes para promover una declaración a favor de una “transición justa” para las industrias de combustibles fósiles, las cuales enfrentan recortes y cierres en medio de los esfuerzos por reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. 

Activistas ambientales han expresado su preocupación sobre la declaratoria no vinculante, argumentando que podría ser citada como justificación para apuntalar industrias en agonía en lugar de invertir en fuentes de energía renovable. Algunos también han cuestionado por qué entre los patrocinadores del evento hay compañías de carbón. 

El viceministro ambiental de Polonia, Michal Kurtyja, quien preside la conferencia, exhortó a los enviados de casi 200 naciones a utilizar el tiempo entre el domingo y el 14 de diciembre para lograr avances en desarrollar el Acuerdo de París. 

“Estamos aquí para permitir que el mundo actúe en conjunto contra el cambio climático”, dijo Kurtyka. Con más reuniones programadas el próximo año con el objetivo de avanzar sobre lo que se decida en Katowice, exhortó a todos los países a “mostrar creatividad y flexibilidad”. 

“El secretario general de las Naciones Unidas confía en que nosotros, todos nosotros, cumpliremos”, dijo Kurtyka. “No hay Plan B”. 

El encuentro, conocido como COP24, recibió un espaldarazo el fin de semana cuando 19 de las 20 naciones que integran el Grupo de los 20 se comprometieron, en una cumbre en Buenos Aires, a mantener los principios del Acuerdo de París. El único país que se negó fue Estados Unidos, que anunció bajo la presidencia de Donald Trump que se retiraba del pacto. 

“A pesar de la inestabilidad geopolítica, el consenso en torno al clima está demostrando ser muy resistente”, dijo la costarricense Christiana Figueres, exjefa de la agencia climática de la ONU. 

“Es triste que el gobierno federal de Estados Unidos, un país que cada vez más está sintiendo toda la fuerza de los impactos climáticos, se siga negando a escuchar la voz objetiva de la ciencia en lo que respecta al cambio climático”, agregó. 

Mencionó un informe de expertos reciente que advierte de las consecuencias de permitir que las temperaturas suban más de 1.5 grados (2.7 Fahrenheit).


💬Ver 0 comentarios