La CIA, la prensa turca y estadounidense sospechan que la operación contra el periodista fue ordenada por el príncipe heredero Mohamed bin Salmán.

La fiscalía de Arabia Saudí solicitará la pena de muerte para al menos cinco personas por el asesinato del columnista del Washington Post Jamal Khashoggi, según reportaron medios estatales del reino el jueves coincidiendo con la primera vista judicial de 11 sospechosos.

La agencia Saudi Press y el canal estatal dieron pocos detalles sobre la audiencia y no identificaron a los sospechosos por su nombre. Por su parte, la fiscalía dijo en un comunicado que los acusados estuvieron acompañados por sus abogados.

La fiscalía envió una petición a Turquía para acceder a las evidencias recopiladas por Ankara tras el asesinato de Khashoggi en el consulado saudí de Estambul el pasado 2 de octubre, señaló el comunicado.

"Hasta la fecha no se ha recibido ninguna respuesta y la fiscalía sigue esperando una respuesta”, agregó la nota.

Funcionarios turcos no pudieron ser contactados de inmediato para obtener comentarios, pero anteriormente dijeron que compartieron las pruebas con Arabia Saudí y otras naciones.

Khashoggi había escrito columnas críticas con el poderoso príncipe heredero saudí, Mohammed bin Salman.

En un primer momento, Riad negó que Khashoggi hubiese sido asesinado, pero después cambió su versión y reconoció el asesinato semanas más tarde.

Medios turcos publicaron imágenes de miembros del séquito del príncipe heredero en el consulado de Estambul antes del asesinato. El cuerpo de Khashoggi, que se cree que fue descuartizado tras su muerte, todavía no ha aparecido.

Riad ha ido insistiendo a lo largo de estos meses que los acusados por el asesinato de Khashoggi no van a ser extraditados a Turquía, país que los reclama por el crimen.

El pasado 5 de diciembre, la fiscalía de Estambul dictó una orden de arresto contra dos altos cargos saudíes, Ahmed Asiri y Saud al Qahtani, por su presunta vinculación con el asesinato del periodista.

El escrito de acusación considera a ambos culpables de "homicidio intencionado y premeditado con ánimo salvaje o infligiendo tormentos", informó entonces la agencia turca Anadolu.

La misma acusación, con petición de extradición, pesa ya sobre los 15 integrantes del equipo saudí que llegó el 2 de octubre a Estambul para matar a Khashoggi, así como contra tres empleados del consulado que abandonaron Turquía tras el crimen. 


💬Ver 0 comentarios