Cómo hizo Alemania para despedirse del uso del carbón (semisquare-x3)
Mineros regresan de trabajar en la mina de carbón Prosper Haniel, en Alemania. (EFE / Archivo)

Una industria clave en Europa y que hizo posible el milagro económico alemán parece tener los días contados. La ultima mina de carbón en Alemania, en la cuenca del Ruhr, cerrará definitivamente este viernes, poniendo fin a una rica historia no solo económica, sino también de conquistas sociales.

Un último bloque de carbón, que armarán los mineros, será el símbolo del final para los 1,500 trabajadores de la mina de Prosper-Haniel. Posteriormente, colgarán sus cascos y uniformes blancos, y las instalaciones cerrarán sus puertas para siempre.

El cierre de la última planta de extracción de carbón en Alemania no significa que lo abandonará definitivamente. Es que casi el 40% de la red eléctrica alemana se alimenta de la alimenta el carbón

Alemania continuará a partir del 1 de enero de 2019 con la extracción de lignito (muy barato y contaminante) en sus minas a cielo abierto.

Alemania tiene previsto convertir la mina subterránea de Prosper-Hanie en una central hidroeléctrica para proporcionar 200 magavatios de energía limpia.

La idea, en la que se lleva trabajando desde 2012, es convertir el pozo en una enorme batería que pueda llegar a suministrar electricidad a 400,000 hogares. La fecha de referencia para que entre en funcionamiento es el año 2025

Las minas de carbón y los altos hornos en las colinas en la región alemana de Renania fueron las fuentes de producción de carbón para la industria alemana. Las explotaciones carboníferas en esa zona del país se remontan al siglo XIX.

Durante 200 años, el carbón ha determinado la economía en Europa. Tras la decisión en 2007 de no subsidiar la minería, en 2018 se acordó abandonar el carbón.

El historiador Franz-Josef Brüggemeier, explica que "durante 150 años, el carbón ha sido el principal recurso energético y la materia prima más importante del país: en la química, la industria, para calentar la casa, durante las dos guerras y en cada una de las negociaciones de posguerra"

Asimismo, las minas fueron los escenarios fundamentales en que se originaron los grandes movimientos sindicales y las luchas sociales durante el siglo XX. Las huelgas de 1919 y 1968, lideradas por los poderosos sindicatos mineros, sentaron las bases de las primeras políticas socialdemócratas en Alemania.

Hace algunos días, durante la Conferencia de Cambio Climático de la ONU en Katowice (Polonia), Alemania defendió la posibilidad de que se lleve a cabo una transición "justa" hacia una economía plenamente descarbonizada, pero que esa transición no se utilice como "una excusa" para limitar las ambiciones de luchar contra el cambio climático.

La ministra responsable de medio ambiente de Alemania, Svenja Schulze, señaló que la transición justa es "vital", pero incidió también en no caer en la tentación de utilizarla como una excusa para ser menos ambiciosos ante el cambio climático.

"No habrá trabajos en un planeta muerto", aseveró la titular de medio ambiente del gobierno alemán, quien aseguró que la transición justa deberá estar durante los próximos años en el centro de todas las políticas climáticas, pero sin convertirse en un pretexto para no actuar.


💬Ver 0 comentarios