Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Kurashiki, en el sur de Japón, quedó anegada por las inundaciones y deslaves que dejaron más de 150 muertos en el archipiélago.

Hiroshima, Japón - Con ayuda de palas y otras herramientas, los residentes de varias zonas del oeste de Japón retiraban el miércoles lodo y escombros y buscaban comida y otros suministros luego del caos que provocaron los aludes de tierra y las inundaciones que todavía afectaban algunas zonas.


💬Ver 0 comentarios