Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
Gran Bretaña culpa a Rusia del ataque contra el exespía ruso Sergei Skripal y su hija Yulia (EFE).

Londres - La organización internacional que vigila el empleo de armas químicas confirmó este jueves el resultado de la investigación británica, de que un exespía y su hija fueron envenenados con una neurotoxina, mientras Rusia insistió en rechazar las insinuaciones de que es el autor intelectual del ataque.

Investigadores de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) “confirman las conclusiones del Reino Unido con respecto a la identidad de la sustancia tóxica usada en Salisbury”.Añadió que los detalles sobre la toxina “de alta pureza” empleada constan en su informe completo, que es confidencial.

Gran Bretaña culpa a Rusia del ataque contra el exespía ruso Sergei Skripal y su hija Yulia, que fueron hallados inconscientes en el banco de un parque de la ciudad inglesa de Salisbury el 4 de marzo. Rusia rechaza la acusación y dice que Gran Bretaña no ha proporcionado pruebas que la sustenten.

El secretario del Exterior británico Boris Johnson dijo que los resultados del informe confirman la tesis británica.

“Esto se basa en análisis realizados por cuatro prestigiosos laboratorios independientes alrededor del mundo”, dijo Johnson. “No puede caber duda sobre lo que se usó y no queda otra alternativa para explicar quién fue responsable: solo Rusia tiene los medios, el motivo y la trayectoria”.

Este miércoles, Yulia Skripal rechazó la ayuda de la embajada rusa mientras se recupera en un lugar no revelado. Yulia, de 33 años, recibió días atrás el alta del hospital donde aún se recupera su padre.

“Todavía no tengo fuerzas para dar una entrevista completa a la prensa, como espero hacer algún día”, dijo en un comunicado difundido por la Policía Metropolitana londinense. “Hasta entonces, quiero subrayar que nadie habla por mí ni por mi padre sino nosotros mismos”.

Viktoria, una prima de Yulia, dio una serie de entrevistas acerca de una conversación telefónica entre ambas, y el gobierno británico dijo que Moscú utilizaba aViktoria Skripal como un “peón” en la disputa.

La embajada de Rusia en Londres cuestionó la autenticidad de la declaración atribuida a Yulia Skripal, añadiendo que fue diseñada para respaldar la versión británica de los hechos.El comunicado emitido el miércoles en nombre de Yulia Skripal reforzó las sospechas de que está retenida en contra de su voluntad, agregó.

Las autoridades británicas “deben ofrecerurgentemente pruebas tangibles de que Yulia está bien y no está privada de libertad”, señaló la embajada rusa.

“El texto ha sido redactado de manera especial para sustentar las declaraciones oficiales de las autoridades británicas y al mismo tiempo excluir cualquier posibilidad de contacto de Yulia con el mundo exterior, sean cónsules, periodistas o incluso familiares”, dijo la embajada. “El documento solo refuerza las sospechas de que estamos ante el aislamiento forzado de la ciudadana rusa”.


💬Ver 0 comentarios