(horizontal-x3)
Los padres de Brithany en el sepelio, acompañados de familiares y amigos (Captura /Twitter) .

Brithany Morán tenía 11 años y vivía en la ciudad de Guayaquil. El pasado viernes le confesó a sus padres que sus compañeros la habían golpeado y que no quería volver nunca más a su colegio. Dos días después murió. 

La Fiscalía de Ecuador anunció este miércoles que ha emprendido una investigación sobre la muerte de una niña de 11 años por un aneurisma cerebral, dos días después de que fuera golpeada por compañeros de su clase.

Los hechos, según un comunicado de la Fiscalía, ocurrieron en una escuela del sur de la ciudad portuaria de Guayaquil el pasado viernes, "cuando la niña habría sido atada y golpeada por sus compañeros de aula".

El fiscal del caso, César Peña, realizó el reconocimiento del lugar y la inspección de la escuela, donde recabó como prueba la carta de una de las compañeras de la víctima, en la que supuestamente menciona a los presuntos responsables de la agresión.

Tyron Morán, padre de la pequeña, relató al diario El Comercio de Ecuador que Brithany les había pedido no volver al colegio. Se los dijo el viernes por la tarde, luego de confesarles que había sido golpeada por cinco compañeros de su clase.

“Ese viernes por la tarde nos contó lo que había pasado: que la habían amarrado de pies y manos, le taparon la boca con una toalla y le pegaron. Le dijeron que era una broma y a la mejor amiga de ella también la golpearon”.

Morán presentó una denuncia por presunto homicidio culposo. El fiscal César Peña explicó que ese delito es penado con prisión de tres a cinco años y que por ahora recaban información para determinar qué sucedió en el colegio.

Asimismo, se conoció que dentro de la escuela los menores estaban al cuidado de una persona que no pertenecía a la institución, debido a que la profesora titular tenía permiso médico.

Para esta semana está convocado a rendir su versión el padre de la víctima y próximamente deberán hacerlo el rector, la inspectora y la psicóloga del plantel educativo, precisa el boletín de la Fiscalía.

El Ministerio de Educación anunció la tarde del miércoles una intervención al colegio en donde estudiaba la menor que implica “una auditoría interna, apertura de sumarios administrativos para todas las autoridades del plantel, sanción disciplinaria y la separación inmediata de cinco estudiantes involucrados en el hecho de agresión”, señala el comunicado ministerial. 

Las redes sociales no fueron ajenas al caso. Muchas personas expresaron su dolor e  indignación al enterarse del fatal desenlace de la vida de Brithany.


Este caso ha causado preocupación entre la ciudadanía por las consecuencias del llamado bullying en las escuelas del país, pues un 63% de alumnos molesta a otro por tener una condición diferente, según datos de la última Encuesta Nacional de Niños y Adolescentes efectuada en el 2014.

De acuerdo a ese mismo parámetro, un 74% de alumnos insulta o se burla de otros y un 53% ha sufrido robos en sus establecimientos educativos. 


💬Ver 0 comentarios