La Guardia Civil (Policía) halló los cuerpos sin vida de la mujer y del menor de 10 años, de nacionalidad alemana, a los que se buscaba desde el martes en la zona alta de Adeje, Tenerife. (EFE) (semisquare-x3)
La Guardia Civil (Policía) halló los cuerpos sin vida de la mujer y del menor de 10 años, de nacionalidad alemana, a los que se buscaba desde el martes, en Tenerife. (EFE)

El hallazgo por parte de la Guardia Civil española (Policía) de los cuerpos sin vida de una mujer y de su hijo de diez años, ambos de nacionalidad alemana, ha generado conmoción entre los habitantes de la isla española de Tenerife, en el archipiélago de Canarias.

Ambos personas estaban siendo buscadas y las autoridades ya había procedido a la detención del marido y padre del pequeño.

Fue el hijo menor de la pareja, de cinco años, el que dio la voz de alarma al encontrarlo unos vecinos deambulando, asustado, por las calles de la localidad turística de Adeje.

El pequeño relató que su padre, Thomas Handrick (43 años),  los había llevado a una cueva, por lo que comenzó la búsqueda por la zona donde finalmente fueron hallados su madre y su hermano con múltiples traumatismos, señal de que fueron golpeados, confirmaron a Efe fuentes de la investigación.

Handrick, también de nacionalidad alemana, fue localizado en su domicilio. En su declaración mantuvo que dejó a su familia con vida en el lugar donde se encontraron los cuerpos. 

Fuentes municipales indicaron que el hombre residía por temporadas en Adeje, pero no consta como residente y la familia "iba y venía". Tampoco existen denuncias por violencia machista ni antecedentes de malos tratos. 

Según el diario español El País, una de las hipótesis que manejan las autoridades es que el hombre primero atacó de forma brutal a Shylvia, de 39 años, a quien mató a golpes mientras que, posiblemente agazapado en una esquina de la cavidad, su hijo mayor quedaba paralizado por el miedo. Fue el segundo en morir. El hijo pequeño, Jonas, de seis años, logró huir y fue el que relató lo ocurrido. 

En este momento, los abuelos maternos del menor vuelan hacia la isla de Tenerife para hacerse cargo de él.

El medio español publicó que Thomas, cocinero y separado de su pareja, residía hace tiempo en una casa en el centro de Adeje, aunque no estaba registrado en ese domicilio. Recibía la visita desde Alemania, su país de origen, de su exmujer y sus dos hijos de forma regular. La familia procedía de Sajonia-Anhalt (norte).

Shylvia había llegado con los niños el pasado lunes 22 de abril, y 24 horas después perdió la vida a golpes junto a su hijo mayor. Thomas los llevó de excursión este martes hacia la localidad de Ifonche, adentrándose en una zona escarpada entre los barrancos del Burro y el Infierno. Fue allí, en una cueva perdida en donde aparentemente lanzó su ataque.

La causa ha quedado bajo la competencia del Juzgado de violencia sobre la mujer número 1 de Arona y está bajo secreto de sumario. Mientras que el menor se encuentra bajo tutela judicial, informó el diario El Mundo.

El Ayuntamiento de Adeje declaró dos días de luto oficial en rechazo por el crimen y una concentración silenciosa que se llevará a cabo este viernes a las 12 p.m. hora local.

En lo que va de 2019 se habían registrado 17 víctimas mortales por violencia de género en España. Con Shylvia serían 18 -hay otro caso más en investigación- y su hijo sería el primer menor asesinado este año.


💬Ver 0 comentarios