Partidarios del Partido Popular ondean banderas españolas durante un evento de cierre de campaña en Madrid, el viernes 26 de abril. (AP/ Andrea Comas) (horizontal-x3)
Partidarios del Partido Popular ondean banderas españolas durante un evento de cierre de campaña en Madrid, el viernes 26 de abril. (AP/ Andrea Comas)

Barcelona — Sobre las elecciones generales de España se ciernen un resultado incierto y la probabilidad de que la extrema derecha llegue al Parlamento. En los comicios del domingo casi 37 millones de españoles emitirán sus sufragios en las votaciones más polarizadas de las últimas décadas.

Este es un vistazo sobre por qué España votará y lo que hay que esperar de las elecciones generales:

¿Cómo llegó España a este punto?

El presidente del gobierno, el socialista Pedro Sánchez, asumió el cargo en junio del año pasado cuando relevó al destituido Mariano Rajoy, quien se retiró de la política luego de que perdió una moción de censura que se produjo después de un fallo emitido por un tribunal en un caso de corrupción que implicó a su Partido Popular.

El gobierno minoritario de Sánchez logró llegar al poder por un breve periodo, pero no pudo aprobar un presupuesto nacional en febrero, lo que provocó que el mandatario convocara a unas elecciones anticipadas.

La tercera elección nacional de España en cuatro años es el resultado del surgimiento de nuevos partidos por el descontento sobre la crisis económica mundial, que ha tenido fuertes repercusiones en el país.

La economía española está creciendo otra vez, pero los días en los que el Partido Socialista y el Partido Popular se repartían la mayoría de los botines electorales quedaron atrás.

¿Quiénes son los candidatos?

Sánchez va al frente de los comicios de acuerdo con toda la información de las encuestas, pero la creciente fragmentación de la política española significa que las fuerzas combinadas de dos partidos de derecha y del partido extremista Vox, recién llegado al panorama nacional, podrían llevarse una victoria.

Uniéndose al Partido Popular está el proempresarial partido Ciudadanos y el nacionalista Vox, el cual defiende las corridas de toros como una tradición española esencial, es hostil con los derechos de las mujeres y promete frenar la inmigración ilegal.

Los votantes molestos por las medidas de austeridad de los últimos gobiernos tienen a la coalición Unidos Podemos en la extrema izquierda.

Alrededor de un tercio del electorado seguía indeciso de cara a la última semana de campaña, de acuerdo con las encuestas. Están en juego los 350 escaños del Congreso de los Diputados, quienes posteriormente elegirán un gobierno.

Los centros de votación abren a las 9 de la mañana (3:00 a.m., hora local) y cierran a las 8 de la noche (2:00 p.m., hora local), con los resultados que se prevé estén listos unas horas después.

Las probabilidades de la izquierda

Incluso si el Partido Socialista (PSOE) obtiene la mayor cantidad de votos, su posibilidad de permanecer en el poder dependerá en su capacidad de forjar alianzas.

Sánchez ha insinuado que podría terminar invitando a Unidos Podemos para formar un gobierno de centroizquierda como el que tiene Portugal. También ha habido conjeturas de que los Socialistas podrían dirigirse al otro lado hacia la centroderecha con Ciudadanos, pero el mandatario dijo que esa opción no está en sus planes.

Sin embargo, es probable que Sánchez necesite cortejar a algunos partidos más pequeños y regionalistas para que lo apoyen.

¿Una coalición de derecha?

Vox está dispuesto a darle al Parlamento de España sus primeros legisladores abiertamente de extrema derecha desde la década de 1980.

En lugar de prometer aislar a Vox como muchos partidos convencionales lo han hecho en otros países europeos para mantener a los extremistas lejos del gobierno, tanto el Partido Popular como Ciudadanos están radicalizando sus mensajes para detener el flujo de votantes a Vox.

El nuevo líder del Partido Popular, Pablo Casado, dijo que los tres partidos de la derecha deberían juntar sus votos si tienen los suficientes para sacar a Sánchez del palacio presidencial de Madrid.

Los tres partidos de derecha ya han mostrado que pueden unir fuerzas.

En enero, el Partido Popular concretó un acuerdo con Vox para obtener su apoyo y que de esa forma pudiera junto con Ciudadanos formar un gobierno en la sureña Andalucía luego de las elecciones regionales.

¿Qué es lo que está en juego?

El gobierno entrante enfrenta la tarea de lidiar con un desempleo crónico y fondos cada vez menores para el sistema público de pensiones.

Pero la cuestión que causa más división es cómo lidiar con la crisis política causada por el intento de secesión de la acaudalada región de Cataluña.

Los Socialistas defienden el actual modelo de gobierno de España, que le da a sus regiones una amplia autoridad para operar servicios sociales, como la educación y salud.

Pero los tres partidos de derecha- Partido Popular, Ciudadanos y Vox- compiten para aprovechar esa ira que hay en España contra Cataluña luego de que sus dirigentes trataron de separarse del país hace dos años. Los tres critican a Sánchez por abrir un diálogo con los líderes de la región a favor de una secesión. Vox incluso ha prometido reorganizar todo el poder de las regiones españolas.

Los separatistas catalanes también pretenden aumentar sus actuales 17 escaños para tener más influencia en el Parlamento. Cinco de los 12 líderes separatistas que fueron a juicio por el intento de separación de 2017 se postularon para los comicios desde una celda.


💬Ver 0 comentarios