Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
El presidente del gobierno italiano, Giuseppe Conte (c), da un discurso ante el Senado en Roma, Italia (EFE / Angelo Carconi).

Roma- El nuevo primer ministro de Italia, Giuseppe Conte, apoyado por el antisistema Movimiento 5 Estrellas (M5S) y la ultraderechista Liga, presentó este martes su gobierno en su discurso de investidura ante el Senado como "un nuevo sistema contra los privilegios del país", y dijo que representa "un cambio radical".

Conte, de 53 años, que hasta su elección por parte de la Liga y el M5S para ser el presidente de su gobierno era un perfecto desconocido, admitió que no tiene experiencia política y señaló que es un "simple ciudadano" que se ha declarado disponible y puesto su experiencia al servicio del país.

Añadió que lo hará con la "humildad, determinación y conocimiento" de sus límites, pero también con la abnegación de quien comprende el peso de la responsabilidad que le han otorgado.

Aseguró que solo le mueve "el espíritu de servicio" y reiteró que será "el abogado que protegerá los intereses de todo el pueblo italiano".

Conte, profesor de Derecho, destacó que su gobierno representa una "temporada nueva, una señal de transparencia y claridad con los electores" y "un viento nuevo que sopla en el país" y que está caracterizado por el "ocaso" de "los sistemas ideológicos perfectamente identificables".

Ante las criticas de que su gobierno es populista o antisistema, afirmó que "si el populismo es escuchar las necesidades de la gente" y "antisistema es introducir un nuevo sistema que remueva viejos privilegios", entonces se merece "estas calificaciones".

"No creo que se trate de una simple novedad, la novedad es que hemos comenzado un cambio radical del que estamos orgullosos", agregó y dijo que su gobierno "no puede ser calificado ni de derechas, ni de izquierdas".

Después Conte enumeró los puntos del programa de gobierno que han firmado la Liga y el M5S, entre los que destacan un salario mínimo a la hora, la renta de ciudadanía a las personas sin empleo, la lucha contra la corrupción y la inmigración.

En política internacional, reiteró que Italia, aunque es miembro de la OTAN y Estados Unidos es un "socio privilegiado", promoverá "una apertura a Rusia" y "la revisión del sistema de sanciones, sobre todo las que afectan a la sociedad civil".

En un discurso de una hora y once minutos, uno de los más largos que se recuerdan, Conte dijo también que su Ejecutivo luchará con "todos los medios contra la mafia".

Garantizó la introducción del llamado "flat tax", ya que "la presión fiscal del país, unida al exceso de burocracia inciden negativamente en la relación con los contribuyentes y sobre la competitividad del país", y aseguró que ayudará a evitar la "evasión fiscal".

Explicó que se reforzarán las oficinas de empleo y que se ayudará a los jubilados para que tengan una pensión digna, y se comprometió a eliminar las listas de espera en la Sanidad.

Uno de los temas en los que más profundizó fue la lucha contra la corrupción, con la introducción de las "inhabilitaciones" y la figura de agentes de policía infiltrados para investigar los casos.

Tras el discurso comenzó el debate con la participación de todas las fuerzas políticas.

Conte tendrá el derecho de réplica tras el debate y posteriormente se procederá a las declaraciones de voto de los partidos, y está previsto que el voto de confianza se produzca a partir de las 8:30 p.m. hora local (2:30 p.m. hora en Puerto Rico) y este miércoles en la Cámara de los Diputados.

 

 


💬Ver 0 comentarios