Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

La cumbre entre el líder norcoreano Kim Jong-un y el mandatrio estadounidense Donald Trump (izq.) será el 12 de junio. (horizontal-x3)
La cumbre entre el líder norcoreano Kim Jong-un y el mandatrio estadounidense Donald Trump (izq.) será el 12 de junio. (AP)

Seúl - Dos delegaciones de Estados Unidos y Corea del Norte podrían celebrar nuevas reuniones en la frontera intercoreana para tratar de concretar la agenda de la cumbre de Singapur, según se desprende de la estancia hoy en Seúl de la comitiva estadounidense.

El equipo de Estados Unidos permanece aparentemente en el hotel de la capital surcoreana donde se aloja antes de poner de nuevo rumbo a la frontera para retomar unas negociaciones rodeadas de un secretismo casi total, según pudo comprobar Efe por la presencia de los medios gráficos apostados en el edificio a la espera de movimientos.

Aunque la embajada estadounidense en Seúl ha evitado pronunciarse al respecto, medios de Estados Unidos informaron hoy de que la comitiva ha extendido su estancia en el hotel -situado a unos 300 metros de la legación de Washington- ante la posibilidad de nuevas reuniones con la representación norcoreana tras los encuentros del domingo y el miércoles

Las dos delegaciones tienen la difícil tarea de establecer una agenda para que la cumbre entre el líder norcoreano, Kim Jong-un, y el presidente estadounidense, Donald Trump, pueda celebrarse el 12 de junio en Singapur como está previsto.

El modelo para una posible desnuclearización del régimen está siendo el principal escollo bilateral, dado que Washington parece querer un desarme inmediato y completo, propuesta que Pyongyang ha descartado públicamente.

El régimen ha mencionado hasta ahora su posible "desnuclearización" en términos muy abstractos y parece querer anteponer las garantías para su supervivencia como condición previa a un proceso de desmantelamiento gradual y acompañado de un levantamiento acompasado de las sanciones.

La delegación de Estados Unidos está comandada por Sung Kim, que es embajador en Filipinas y fue delegado de Washington en las conversaciones sobre el programa nuclear de Pyongyang de la década pasada.

Junto a Sung, considerado el diplomático estadounidense con mayor conocimiento del régimen norcoreano y su programa atómico, están la directora para Corea del Consejo de Seguridad Nacional, Allison Hooker, y el secretario asistente de Defensa para Asia Pacífico, Randall Schriver.

Se sabe que la parte norcoreana tiene al frente a la vicecanciller, Choe Son-hui, muy experimentada en las negociaciones nucleares con Estados Unidos, y también a Choe Kang-il, director para asuntos norteamericanos en Exteriores.

De manera simultánea y a contrarreloj equipos ambos países están discutiendo en Singapur la logística de la cumbre mientras el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, se ha encontrado en Nueva York con Kim Yong-chol, mano derecha del líder norcoreano, para tratar de asegurar la celebración de la histórica cita.


💬Ver 0 comentarios