Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
La mujer había sido declarada muerta después de un accidente de tráfico el pasado 24 de junio (EFE).

Justo antes de introducir el cuerpo de una mujer en una cámara frigorífica de la morgue en Carletonville, en el noreste de Sudáfrica, los trabajadores descubren que estaba viva y ahora se recupera de las lesiones en un hospital.

La mujer había sido declarada muerta después de un accidente de tráfico el pasado 24 de junio por el personal de la ambulancia que la trasladaba desde el lugar en el que murieron varias personas.

Un empleado de la morgue se acercó a ella para terminar de rellenar unos formularios, y se dio cuenta de que todavía respiraba.

Gerrit Bradnick, gerente de Distress Alert, empresa que trasladó el cuerpo, confirmó la historia, aunque aseguró que "no hay ninguna prueba de negligencia alguna por parte de nuestro personal".                 

"Esto no ha pasado porque nuestros paramédicos no estén bien entrenados", dijo antes de agregar que "el equipo que se usa para comprobar si una persona está viva no encontró atisbo alguno de vida en la mujer".                           

Esta no es la primera vez que ocurre algo similar en Sudáfrica, ya que hace dos años, los familiares que iban a reconocer el supuesto cadáver de un hombre que había sido declarado muerto el día anterior, descubrieron que todavía respiraba.

Sin embargo, en aquella ocasión el hombre acabó muriendo cinco horas después de que se supiera que seguía vivo.


💬Ver 0 comentarios