En la foto una de las iglesias que fueron atacadas en Sri Lanka (semisquare-x3)
En la foto una de las iglesias que fueron atacadas en Sri Lanka. (AP)

Todas las personas que participaron directamente en los ataques contra iglesias y hoteles en Sri Lanka el Domingo de Pascua están muertas o detenidas, según la policía del país, incluidos dos expertos en bombas que estaban entre los atacantes suicidas.

También se han confiscado los explosivos que la organización, vinculada al grupo extremista Estado Islámico, había almacenado para utilizar en más ataques, señaló el lunes por la noche en un comunicado el jefe de policía en funciones, C.D. Wickramaratne.

En los ataques contra tres iglesias y tres hoteles murieron 257 personas y cientos de personas resultaron heridas. Siete suicidas se inmolaron en sus objetivos y otro detonó su dispositivo más tarde en una casa de huéspedes, después de que el artefacto fallara en un importante hotel. Una novena agresora se suicidó en su casa para evitar ser detenida.

La policía ha detenido a 73 sospechosos en las investigaciones desde los atentados y confiscado material explosivo, bombas caseras y cientos de espadas. También ha encontrado $140,000 en cuentas bancarias relacionadas con el grupo y activos en terrenos, viviendas, vehículos y joyería por valor de $40 millones.

Las autoridades han reiterado que el grupo extremista podría realizar otro ataque.

Las Iglesia católica en Sri Lanka cerró las iglesias el domingo por segunda semana consecutiva y los fieles siguieron la misa desde casa en retransmisiones en televisión.

Pero una de las iglesias atacadas, el santuario de San Antonio en Colombo, abrió el martes una parte de la iglesia por primera vez desde el ataque, permitiendo a los devotos rezar en el templo como era costumbre los martes.

Las escuelas católicas permanecían cerradas hasta nuevo aviso, tras reportes de que dos centros iban a ser atacados el pasado fin de semana.

Las escuelas gestionadas por el gobierno reabrieron el lunes para los cursos superiores, aunque el miedo hizo que no acudieran todos los alumnos.

El comandante del Ejército Mahesh Senanayake instó el lunes a la población a reanudar sus actividades cotidianas y confiar en las fuerzas de seguridad.

“Le pido a la gente que no tenga miedo sin necesidad, que no crea los rumores (...) que crea en las fuerzas y la policía que derrotaron a una de las organizaciones terroristas más mortales del mundo”, dijo, en alusión a los separatistas de etnia tamil que libraron una guerra civil de 26 años. El conflicto terminó hace 10 años.


💬Ver 0 comentarios