El artefacto fue encontrado por un agente de la Guardia Civil, especialista en actividades subacuáticas, mientra se bañaba en la playa de Sant Sebastiá. (Guardia Civil España)

Un grupo de agentes artificieros de la Armada española detonaron una bomba de la Guerra Civil hallada este domingo en la playa de Sant Sebastià, en Barcelona (España), que obligó a las autoridades a desalojar el lugar. 

La explosión controlada, imperceptible desde tierra firme, ha tenido lugar en la tarde de este mismo lunes, a las 3:35 p.m. (9:35 a.m. en Puerto Rico).

Según el diario español La Vanguardia, los especialistas trasladaron el artefacto explosivo, mediante globos de elevación sumergidos en el mar, hasta un lugar seguro para proceder a la detonación, que tuvo lugar a unos 45 metros (147 pies) de profundidad y a una milla náutica (1.15 millas) mar adentro. Los técnicos procuraron llevar a cabo la operación sin afectar a la red de oleoductos.

Las autoridades cerraron este domingo una playa de la ciudad de Barcelona al aparecer una bomba de la Guerra Civil española (1936-1939) sumergida.

Una primera inspección determinó que se trataba de una bomba sin detonar de 1.10 metros (43 pulgadas) de alto y 80 centímetros (31 pulgadas) de diámetro, con 70 kilos (154 libras)  de trilita -un compuesto químico explosivo conocido como TNT-, altamente volátil.

El artefacto fue encontrado por un agente de la Guardia Civil (Policía), especialista en actividades subacuáticas, mientra se bañaba en la playa barcelonesa de Sant Sebastiá. Estaba a tres metros (9.8 pies) de profundidad y a 25 (82 pies)  de la costa.

La playa ha quedado reabierta al baño este lunes sobre las 4:30 p.m. (10:00 a.m. en Puerto Rico)  La Guardia Urbana (Policía municipal) retiró las cintas del perímetro, después de que los artificieros hubieran comprobado que no quedaban restos de explosivos en el agua.


💬Ver 0 comentarios