Duterte lamentó que EE.UU. imponga un embargo militar a los países que compren armamento de Rusia. (semisquare-x3)
Duterte lamentó que EE.UU. imponga un embargo militar a los países que compren armamento de Rusia. (AP)

Manila - El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, ha anunciado que su gobierno no comprará más armamento a Estados Unidos después de que la administración de Donald Trump amenazara con imponer sanciones a los países que compren equipamiento militar ruso, informó este viernes una fuente oficial.

"No aceptaré comprar (de EE.UU.). No es bueno para los filipinos que les digan qué hacer. No estoy enfadado con ellos, pero fueron los primeros en darme y me criticaron fuertemente por mi guerra contra las drogas", afirmó anoche el mandatario filipino en un acto con soldados en la provincia de Bulacan.

Duterte señaló que sustituirá el armamento de EE.UU., tradicional aliado político y militar, con equipamiento no sólo de Rusia, sino también de Corea del Sur e Israel, países que visitó en 2018, según la transcripción de su discurso divulgada hoy por la oficina de la presidencia.

Un acuerdo militar entre Filipinas y EE.UU. negociado el año pasado está bloqueado en el Congreso estadounidense después de que varios senadores se negaran a apoyarlo debido a las violaciones de derechos humanos en el marco de la campaña antinarcóticos impulsada por Duterte, que se ha cobrado la vida de miles de personas.

El presidente lamentó que EE.UU. imponga un embargo militar a los países que compren armamento de Rusia y que a ese país también le molesten las relaciones militares con China, el principal rival económico y geopolítico de Washington en el Pacífico.

"Si compras armas de China o Rusia, se te sancionará debido al embargo de armas. Al no poder comerciar con EE.UU., es como si te arrinconaran en una esquina. Por eso, he dejado claro que en esas circunstancias no compraré armas de EE.UU.", subrayó Duterte.

En contraste con las declaraciones del presidente, el secretario de Defensa, Delfin Lorenzana anunció el mes pasado que Filipinas compraría 16 helicópteros estadounidenses Black Hawk por unos $240 millones en vez de equipamiento ruso más barato para evitar sanciones.

Filipinas tiene previsto gastar enlos próximos cinco años unos $5,600 millones para mejorar su capacidad de defensa y reemplazar sus buques de guerra de la II Guerra Mundial y cazas y helicópteros de la época de la guerra de Vietnam, heredados de EE.UU.

El país adquirió el año pasado aviones de combate de Corea del Sur, barcos de logística de Indonesia y vehículos blindados y misiles de Israel.


💬Ver 0 comentarios