Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Personal militar se prepara para retirar autos de un estacionamiento en Salisbury, Inglaterra, mientras policías y fuerzas armadas investigan un supuesto ataque con una neurotoxina contra el ex agente doble ruso Sergei Skripal, (horizontal-x3)
Personal militar se prepara para retirar autos de un estacionamiento en Salisbury, Inglaterra, mientras policías y fuerzas armadas investigan un supuesto ataque con una neurotoxina contra el exagente doble ruso, Sergei Skripal. (AP)

Londres - El envenenamiento del exespía Sergei Skripal y su hija “se ve mucho como si fuera un intento de asesinato auspiciado por un estado”, según afirmó el lunes un destacado legislador británico.

Tom Tugendhat, presidente del comité de Asuntos Exteriores, dijo a la BBC que es demasiado pronto para estar seguros, pero que esperaba que la primera ministra, Theresa May, le informara pronto al respecto.

“Y, francamente, me sorprendería que no señalara al Kremlin”, añadió.

May tenía previsto presidir el lunes una reunión del Consejo de Seguridad Nacional para recibir los últimos datos.

Skripal y su hija Yulia siguen en estado crítico tras el ataque del 4 de marzo con un agente nervioso. También un detective de la policía que enfermó sigue hospitalizado en estado grave, aunque funcionarios británicos han indicado que puede sentarse y hablar.

Las autoridades no han dicho qué agente nervioso se utilizó o quién es el responsable del ataque.

Algunos funcionarios, analistas y políticos han comparado el caso con el asesinato del exespía ruso Alexander Litvinenko, que fue envenenado con un té radiactivo en Londres en 2006. Una investigación británica concluyó que el asesinato “probablemente” había sido autorizado por el presidente de Rusia, Vladimir Putin.

Skripal, de 66 años, trabajó para la inteligencia militar rusa antes de ser reclutado para espiar para Gran Bretaña. Fue liberado en 2010 dentro de un canje de espías y se había instalado en la ciudad de Salisbury.

Él y su hija fueron encontrados comatosos en un banco cerca del centro de la ciudad.

Las autoridades británicas han descrito el riesgo para el público como bajo, aunque han instado a las personas que consumieron en un restaurante y un pub donde se cree que estuvieron los Skripal a lavar su ropa y tomar otras precauciones.


💬Ver 0 comentarios