Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

El joven, con el rostro lleno de moretones y marcas por el forcejeo en la mezquita, llegó sonriente a la corte y rechazó todas las acusaciones (EFE).

Copenhague - El joven noruego que hace dos días intentó atentar contra una mezquita en Bærum (afueras de Oslo) llevaba una cámara instalada en su casco, con la que filmó el ataque, informó la Policía noruega.


💬Ver 0 comentarios