El pasado año, 47 mujeres murieron en España a manos de sus parejas o exparejas (semisquare-x3)
El pasado año, 47 mujeres murieron en España a manos de sus parejas o exparejas. (EFE / Archivo)

Una mujer dominicana de 26 años fue presuntamente asesinada por su novio ecuatoriano, que se entregó a la Policía tras cometer el crimen, en lo que supone el primer caso de violencia machista de este año en España.

El crimen tuvo lugar en la ciudad de Laredo (Cantabria, costa norte de España), y la víctima es una mujer de 26 años cuyas siglas son R.A.C.S., según informaron fuentes de la Delegación del gobierno en esa región.

Sin embargo, el diario local El Montañes, reveló que la víctima se llama Rebeca y su presunto asesino, Tomás Maestre Ramírez, y que ambos habrían estados juntos la última noche de 2018.

El hecho se produjo en torno a las cuatro de la mañana. Cuando los efectivos de emergencias llegaron al domicilio de la mujer, en la calle Rosario Ochandiano, nada pudieron hacer para auxiliarla. Su cuerpo presentaba más de una veintena de heridas, al menos cuatro de ellas profundas.

Según las autoridades, el presunto autor llegó a la vivienda de la víctima, que compartía con dos amigas, y allí apuñaló a la mujer. Las dos amigas de la víctima intentaron ayudarla, aunque el hombre las amenazó y tuvieron que ser asistidas por psicólogos.

Tras conocerse los hechos, la Guardia Civil (Policía) inició la búsqueda del supuesto autor de este asesinato, el novio de la víctima, que se entregó en las dependencias de la Policía Local de Laredo, en cuyos calabozos permanece detenido.

El hombre, de 29 años y nacionalidad ecuatoriana, no tenía antecedentes por violencia machista ni ninguna denuncia previa.

Tampoco la víctima había presentado denuncias previas por violencia de género, según la Delegación del gobierno en Cantabria.

La víctima tenía una hija de cinco años en República Dominicana y residía de forma irregular desde hace tres en España, según informó a la prensa el delegado del gobierno en Cantabria, Pablo Zuloaga.

Agregó que las víctimas de violencia machista en situación migratoria irregular no deben tener miedo en denunciar a sus agresores porque en España hay herramientas legales para ayudarlas.

Zuloaga señaló que la fallecida llevaba un año y medio de pareja con su supuesto asesino, aunque ahora estaba acabando la relación.

El presidente de la región de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, lamentó el "ensañamiento terrible" del supuesto asesino, que podría haber dado más de veinte puñaladas a la joven, que trabajaba en un bar de Laredo al que acudían compatriotas suyos.

Tres vecinas de la víctima aseguraron que la pareja vivía con otros jóvenes y que tenían discusiones "normales", aunque afirmaron que esta pasada noche no oyeron nada.

El pasado año, 47 mujeres murieron en España a manos de sus parejas o exparejas y 39 niños quedaron huérfanos como consecuencia de la violencia machista.

Desde el año 2003, cuando empezaron a contabilizarse estos asesinatos en España, son 976 las mujeres víctimas mortales de este problema.


💬Ver 0 comentarios