El exlíder del cártel de Sinaloa fue condenado el pasado 17 de julio a cadena perpetua más 30 años adicionales por un juez federal de Nueva York. (AP)

El abogado del narcotraficante mexicano Joaquín "el Chapo" Guzmán, José Luis González Meza, informó que junto con la repatriación de su cliente buscan que sea devuelto a México el dinero que pretende decomisarle el gobierno de Estados Unidos.

El exlíder del cártel de Sinaloa fue condenado el pasado 17 de julio a cadena perpetua más 30 años adicionales por un juez federal de Nueva York quien lo encontró culpable de los 10 cargos que se le imputaban, incluida la participación en una empresa criminal continuada y cargos de tráfico de drogas.

De acuerdo con su defensor, Guzmán dijo vía telefónica a su madre y a sus hermanas que tiene conocimiento de que Estados Unidos quiere quitarle $14,000 millones que forman parte de sus bienes por lo que desea que estos sean dados a los pueblos originarios, una alusión a las comunidades indígenas.

Guzmán "dijo que el dinero no pertenece a Estados Unidos sino al gobierno de México y que él esta totalmente de acuerdo en que regrese a México el dinero, con una suplica al presidente (de México, Andrés Manuel) López Obrador de que ese dinero se destine a las comunidades indígenas", aseveró González Meza en conferencia de prensa.

La declaración se da luego de que en el Senado se promoviera la creación de una comisión binacional para negociar la repatriación de bienes decomisados al narcotraficante así como de cualquier otro criminal que haya sido juzgado en la Unión Americana.

Sobre la posible repatriación a México del capo, ahora ingresado en un cárcel de máxima seguridad en Denver, Colorado, su apoderado judicial Juan Pablo Badillo Soto indicó que el juicio no es válido porque no fue puesto a disposición de las autoridades que lo reclamaban en San Diego sino en Nueva York "donde nunca fue requerido". 

Según Soto los documentos de extradición señalan que "si el imputado no es puesto a disposición de las autoridades que lo reclaman en los primeros 60 días, será puesto en libertad inmediatamente".

Según publica el diario mexicano La Vanguardia, José Luis González Meza Badillo y Juan Pablo Badillo Soto se encuentran en contacto con funcionarios mexicanos para trabajar en la extradición del narcotraficante.  

Los defensores criticaron las condiciones inhumanas en la que vive Guzmány amagaron con revelar los nombres de altos funcionarios del gobierno del expresidente Enrique Peña Nieto (2012-2018) que están "poniendo trabas" en el proceso de repatriación del dinero y de su cliente.

"En la Secretaria de Relaciones Exteriores es el doctor Alejandro Celorio Alcántara, el director jurídico, el licenciado César García Mondragón, y el licenciado Rafael Peralta Zayas. Los tres se han negado a platicar con nosotros y los escritos que hemos promovido los han rechazado sin fundamento alguno", acusó González Meza.

Según informó hace algunos días una de sus abogadas, Mariel Colón, Joaquín “El Chapo” Guzmán está pasando por serios problemas de salud e incluso está al bordo de un colapso nervioso.

Según informó la cadena Televisa News, Colón explicó que Guzmán está perdiendo la vista, al no contar con acceso a un oftalmólogo, además de estar más apagado de lo normal. Otra de las cosas que tienen mal al exjefe del cártel de Sinaloa, es no poderse comunicar con nadie, pues nadie habla español en la cárcel ADX Florence. Esto le ha impedido explicar cómo se encuentra con respecto a su estado de salud.


💬Ver 0 comentarios