(horizontal-x3)
La Policía de Toronto investiga en los jardines de las viviendas donde trabajaba el acusado (AP).

Toronto, Canada - La Policía de Toronto sigue con la búsqueda de víctimas de un jardinero de 66 años al que considera responsable de la muerte de al menos cinco personas, aunque las autoridades creen que el número puede ser mucho mayor.

Bruce McArthur fue arrestado el pasado 18 de enero y acusado de la muerte de dos individuos, Selim Esen, de 44 años, y Andrew Kinsman, de 49

El lunes pasado, el detective Hank Idsinga, de la Policía de Toronto, informó en una conferencia de prensa que McArthur tambien asesinó a Majeed Kayhan (58), Soroush Mahmudi (50) y Dean Lisowick (47), aunque la lista puede ser más larga. “No tengo idea de cuántos más pueden ser. La ciudad de Toronto nunca había visto algo así”, afirmó el agente.

McArthur y tres de sus víctimas eran frecuentes visitantes del barrio gay de Toronto, según confirmó Idsinga. El año pasado, la comunidad LGBTQ de la ciudad había alertado sobre la desaparición de varias personas y temía que un asesino en serie estuviera detrás de estos hechos. 

La Policía también entregó el dato que confirma que los hombres asesinados por McArthur desaparecieron entre 2012 y 2017.

Aunque la Policía inicialmente se resistió a calificar a McArthur como un "asesino en serie", las autoridades reconocen ahora que se equivocaron y que el detenido puede ser responsable de muchas más muertes en la principal ciudad canadiense.

La Policía de Toronto también se enfrenta a fuertes críticas por ignorar durante años las desapariciones de varios de los muertos, todos ellos conocidos en ambientes homosexuales de la ciudad.

El arresto de McArthur solo se produjo después de que activistas de la comunidad gay de Toronto estableciesen una campaña para presionar a las autoridades, para que investigasen a fondo las desapariciones ocurridas en los últimos años en el barrio gay de la ciudad.

Mientras, centenares de agentes siguen buscando restos humanos en al menos 30 propiedades en las que McArthur ha trabajado en los últimos años, después de que la Policía descubriese los esqueletos de tres personas en macetas de grandes dimensiones que el jardinero había colocado en una vivienda de Toronto.

Las autoridades incautaron otras 12 macetas similares, mientras realiza pruebas de ADN a los restos humanos descubiertos para intentar identificar a las víctimas. 

Un artículo publicado en The Globe and Mail, decía que McArthur había sido acusado de atacar a un hombre con una barra de metal en 2001 y condenado por ello a dos años de reclusión, aunque evitó la cárcel al aceptar algunas condiciones. Una de ellas era no frecuentar el barrio gay. El mismo diario ha informado que McArthur utilizaba Recon, una aplicación para citas fetichistas donde pedía ser contactado por “hombres sumisos de todas las edades”.

El trabajo como jardinero no era la única actividad que desarrollaba, McArthur participaba como Santa Claus en un centro comercial de Toronto en las vacaciones navideñas.

Los hechos relacionados con este jardinero de Toronto han hecho recordar a los canadienses el caso de Robert Pickton, quien fue condenado en 2007 por el asesinato de seis mujeres en Vancouver, aunque se sospecha que mató a 21 más. Las autoridades hallaron varios restos de las víctimas en la granja en que Pickton criaba cerdos.


💬Ver 0 comentarios