Madeleine Beth McCann desapareció en la noche del 3 de mayo de 2007. (GFR Media) (semisquare-x3)
Madeleine Beth McCann desapareció en la noche del 3 de mayo de 2007. (GFR Media)

La niña Madeleine McCann desapareció hace 12 años  y su caso sigue generando repercusiones, sospechas e intrigas.

Ahora, las declaraciones de Colin Sutton, un exdetective de Scotland Yard (Policía Británica) podría generar un cambio radical en la investigación sobre el paradero de la niña de 3 años de la que nada se sabe desde 2007, cuando estuvo por última vez junto a sus padres en un complejo turístico en Portugal.

El testimonio de Sutton forma parte de una serie de programas que lanzó Nine News de Australia en formato podcast. Allí, el exagente de Scotland Yard, que resolvió más de 30 asesinatos, pide retomar un análisis de las muestras de ADN recogidas en 2007.

Según informa el diario The Sun, el exdetective Colin Sutton afirmó que podría haber un verdadero "cambio en el juego" en torno a la investigación.  En aquel entonces esas pruebas fueron declaradas como "no concluyentes", por lo que finalmente fueron descartadas.

A lo que el expolicía se refiere es a los restos encontrados en un automóvil que alquilaron Kate y Gerry McCann casi un mes después de la denuncia de desaparición.

El automóvil era un Renault Scenic donde los rastros alertaron a los perros, que según Sutton, sintieron “olor a muerte” en su interior. 

“No hay forma, según la información que tenemos, de que ella haya estado en ese auto. La gran pregunta entonces es cómo puede su ADN entrar en ese auto tres semanas después de que desapareció”, señaló el hombre.

Asimismo, el exinvestigador de Scotland Yard aseguró que actualmente existen nuevas tecnologías que podrían ayudar a resolver el caso

Clarence Mitchell, el vocero de la familia McCann, había descartado esas versiones por considerarlas "absurdas". Pero Sutton cree que hay que volver sobre la pista de ese ADN, recolectado hace 12 años.

Madeleine Beth McCann desapareció en la noche del 3 de mayo de 2007 en un departamento en Praia da Luz (Portugal), un complejo turístico ubicado en la región de Algarve, Portugal. 

La noche en que desapareció la niña, sus padres Kate y Gerry McCann declararon que la habían acostaron en la cama junto a sus otros dos hijos: los mellizos Sean y Amelie. 

La pareja decidió dejar a los niños durmiendo en el departamento que alquilaron y fueron a cenar a un restaurante que estaba ubicado a 55 metros (180 pies). Cuando volvieron, Maddie había desaparecido.


💬Ver 0 comentarios