El papa Francisco cumple 82 años y un grupo de niños le regala un pastel (semisquare-x3)
El papa Francisco sopla una vela sobre un bizcocho que le regalaron por su cumpleaños 82 durante una audiencia con los niños y familias de un dispensario en Santa Marta, Vaticano. (AP)

En buen estado de salud, Francisco cumple este lunes 82 años. Es el sexto cumpleaños que festeja como papa y con su habitual perfil bajo. Mientras le llegan mensajes de felicitaciones desde todo el mundo, Francisco no prevé celebraciones especiales, sino que mantiene su normal agenda de trabajo, con diversas audiencias en el Palacio Apostólico.

Como en años anteriores, la repostería artesanal Hedera, que queda en el Borgo Pío, muy cerca del Vaticano, le preparó el bizcocho de cumpleaños, este año decorado con una foto del papa rodeado de jóvenes.

Francesco Ceravolo, dueño de la repostería que desde el 2013 realiza los postres para las ocasiones especiales de Francisco, que es muy goloso, explicó que para la de este 82 aniversario eligió el tema de la juventud.

No sólo por el sínodo de obispos que tuvo lugar en octubre pasado, dedicado a los jóvenes, sino por la próxima Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) que tendrá lugar en Panamá en enero.

"Elegimos el tema de los jóvenes y del viaje a Panamá del Pontífice también para los ingredientes y para la realización del bizcocho", dijo Ceravolo, que detalló que utilizó fruta exótica para la crema y el relleno de las capas, en una "elaboración típica de las fetas de torta dedicadas a los jóvenes y consumadas cada día por millones de ellos".

La torta de cumpleaños que recibió el papa Francisco. (Vaticano)

"En Cracovia, en el discurso de apertura de la JMJ, el papa le preguntó a los miles de jóvenes presentes si las cosas se podían cambiar y la respuesta fue un coro de sí. Hemos intentado condensar eso en una imagen, con el rostro sonriente del papa en el centro", explicó el maestro pastelero.

Ayer, en una audiencia a niños asistidos por el Dispensario Pediátrico Santa Marta, en el Aula Pablo VI, el papa fue agasajado con un gran bizcocho con una vela, marcado debajo por un cartel que decía: "No podemos acostumbrarnos a las situaciones de degrado y de miseria que nos rodean, un cristiano debe reaccionar".


💬Ver 0 comentarios