El papa Francisco desde su biblioteca. (Captura / Twitter)

En una medida extraordinaria a fin de desalentar la formación de multitudes por el coronavirus, el papa Francisco no compareció este domingo en su balcón como es costumbre de los domingos para dar el rezo del Ángelus y su acostumbrado sermón.

En lugar de ello, el papa apareció en un vídeo, en gigantes pantallas en la Plaza de San Pedro, leyendo sus comentarios y recitando plegarias en un podio cerca de un micrófono en la Biblioteca Apostólica.

Sonaron las campanas de la Basílica de San Pedro y el papa apareció brevemente en el balcón para saludar a los fieles en la plaza, pero no ofreció comentario alguno desde allí.

De acuerdo con el portal católico ACI Prensa, el papa dijo en su discurso que “es un poco extraño esta oración del Ángelus de hoy con el Papa ‘enjaulado’ en la Biblioteca, pero yo los veo, les soy cercano”.

Asimismo, el líder religioso dijo que hacía el rezo de esta forma para cumplir con las dispocisiones preventivas del gobierno italiano con la intención de evitar la aglomeración de personas en un mismo lugar que pudieran provocar la propagación del coronavirus.

“Me uno a mis hermanos Obispos en el animar a los fieles a vivir este momento difícil con la fuerza de la fe, la certeza de la esperanza y el fervor de la caridad”, añadió el papa.

También trascendió que la Audiencia General del próximo miércoles también se realizará del mismo modo que la aparición de hoy.


💬Ver 0 comentarios