Fotografía tomada con velocidad de obturación lenta del papa Francisco tras celebrar la misa de la Epifanía en la Basílica de San Pedro, en el Vaticano, el domingo 6 de enero de 2019. (AP) (semisquare-x3)
Fotografía tomada con velocidad de obturación lenta del papa Francisco tras celebrar la misa de la Epifanía en la Basílica de San Pedro, en el Vaticano, el domingo 6 de enero de 2019. (AP)

Ciudad del Vaticano — El papa Francisco aconsejó el domingo a los padres primerizos y señaló que es perfectamente normal que discutan, pero no delante de sus hijos por la “angustia” que causa.

El pontífice argentino pidió permiso para ofrecer su recomendación durante una misa en la que bautizó a 27 recién nacidos, una tradición anual que llena la Capilla Sixtina de bebés acompañados por sus padres y padrinos.

Entre llantos y arrullos, el papa dijo a los padres que habían asumido el importante trabajo de transmitir la fe a sus hijos, una labor que, según dijo, comienza en el hogar.

Francisco les ofreció entonces algunos consejos diciendo que “es normal que los esposos discutan (...) sería extraño si no lo hiciesen. Háganlo, pero que los niños no lo escuchen ni lo vean”.


💬Ver 0 comentarios