El presidente de Cataluña, Quim Torra, responde a los líderes parlamentarios en la segunda jornada del Debate de Política General, un día después de haber lanzado un ultimátum de un mes al gobierno de Pedro Sánchez para que proponga un referéndum. EFE (semisquare-x3)
El presidente de Cataluña, Quim Torra, responde a los líderes parlamentarios en la segunda jornada del Debate de Política General, un día después de haber lanzado un ultimátum de un mes al gobierno de Pedro Sánchez para que proponga un referéndum. (EFE)

Barcelona, España - El presidente del gobierno autónomo de Cataluña, Quim Torra, envió a finales de septiembre una carta al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y al papa Francisco en la que solicita que medien para que pueda celebrarse un referéndum de autodeterminación en esa región del noreste español.

Según publica hoy El Periódico, Torra envió la misiva al presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, el pasado 26 de septiembre con copia a Trump y al papa, entre otros líderes.

En la carta, Torra pretende explorar la vía de la negociación con el gobierno español y la mediación internacional para conseguir una consulta que el Ejecutivo de Madrid rechaza.

En ella, Torra no menciona ningún ultimátum del independentismo para seguir apoyando al Ejecutivo socialista de Sánchez en el Parlamento español, donde el partido socialista está en minoría.

La carta, escrita en inglés, fue enviada también a los gobiernos de la Unión Europea y a los presidentes de China, Ucrania y Kosovo.

En la misiva, Torra pide a Sánchez que autorice a su Gobierno a abrir una mediación "sin precondiciones", puesto que cree que la brecha que separa ambas posiciones "no es infranqueable".

Asegura que su postura "no se centra en conseguir la independencia inmediata", sino en garantizar el respeto a la voluntad de los catalanes "a través de un referéndum legal, vinculante y justo, en el que ambas partes se comprometan a acatar el resultado".

El Ejecutivo catalán convocó el 1 de octubre de 2017 un referéndum sobre la independencia en Cataluña que fue declarado ilegal por la Justicia española, y el Parlamento regional aprobó después una declaración unilateral de independencia.

Como consecuencia de estos hechos, el anterior Gobierno catalán fue destituido, su entonces presidente, Carles Puigdemont, huyó de la Justicia, y la mayoría de sus integrantes están en prisión preventiva o son prófugos.

Torra destaca en su carta que cada vez "será más difícil avanzar" si se mantiene la prisión de esos líderes independentistas y propone a Sánchez, como muestra de buena voluntad, que la Fiscalía retire los cargos o levante sus objeciones para que salgan en libertad a la espera de juicio.

"A condición de que los nueve (líderes en prisión o huidos al extranjero) hayan sido puestos en libertad, el bando catalán está listo para explorar todas las opciones posibles con Madrid", asegura Torra en la carta, que finaliza pidiendo, "por el bien de todos, una transición acordada".


💬Ver 0 comentarios