Rodrigo Duterte es conocido por sus ya frecuentes comentarios sexistas y misóginos (semisquare-x3)
Rodrigo Duterte es conocido por sus ya frecuentes comentarios sexistas y misóginos. (AP)

Rodrigo Duterte, el presidente de Filipinas, siempre se encarga de colocarse en el foco de las críticas. Esta vez, el polémico líder afirmó que en el pasado fue homosexual, pero que ya se ha "curado".

Las declaraciones fueron hechas durante un evento en su visita oficial a Japón. Duterte comenzó burlándose de su opositor político, Antonio Trillanes, afirmando que sus movimientos corporales demuestran "que es gay".

"Lo bueno es que Trillanes y yo somos similares, pero yo me curé", dijo en una conferencia brindada a los medios el presidente filipino.  Según él, las "mujeres hermosas" lo ayudaron a "curarse de ser homosexual".

Esta no es la primera vez que Duterte realiza comentarios relacionados a sus preferencias sexuales. En 2017 aseguró que se planteó hacerse bisexual para poder "disfrutar de ambas maneras".

Antes de ser elegido presidente, una de sus promesas de campaña estaba enfocada en legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo. Pero, lo que había prometido se esfumó cuando llegó al poder al asegurar que en Filipinas el Código Civil establece que "un hombre solo puede casarse con una mujer y una mujer solo puede casarse con un hombre".

Sin embargo, las polémicas no se acabaron con las declaraciones con respecto a su experiencia personal con la homosexualidad.

Duterte invitó a cuatro mujeres elegidas por él a subir al estrado tras un discurso en Tokio para besarlas. El hecho se produjo casi un año después del polémico beso en los labios a una filipina en Seúl, que indignó al movimiento feminista de su país.

"Primero, no deberías estar casada. Segundo, no puedes ser menor de edad. Entonces, señora ¿quiere un beso?", dijo Duterte a la audiencia de una acto con la comunidad filipina en Tokio.

A continuación invitó a subir al estrado a cuatro mujeres que seleccionó entre el público, de rasgos similares: jóvenes, esbeltas, piel clara y pelo largo, según informa el medio CNN Philippines.

"Quiero un beso labio con labio. ¿Alguna voluntaria?", advirtió el polémico presidente, de 74 años.

La primera mujer vaciló unos segundos si besar al mandatario en los labios o en la mejilla, aunque finalmente optó por lo último, ejemplo que siguieron las otras tres.

El episodio tuvo lugar ante los ojos de la pareja del presidente, Honeylet Avanceña, a quien se refirió como su "primera dama" durante el evento; su mejor ammigo y exasesor especial, el senador Bong Go; y el portavoz presidencial, Salvador Panelo, que documentó entre risas los cuatro besos con fotografías tomadas con su móvil.

"Ahora vamos a buscar a las viudas", bromeó Duterte después de invitar a más mujeres a besarle sin éxito.

Durante su discurso de dos horas, el presidente recordó el beso en los labios que dio el año pasado a una filipina en Seúl, una imagen que dio la vuelta al mundo y que en Filipinas sacó a las calles al movimiento feminista.

"No hubo malicia. Simplemente la besé. Estoy cansado de las críticas", señaló Duterte, mujeriego declarado y conocido por sus ya frecuentes comentarios sexistas y misóginos.

En el pasado, Duterte aseveró que los hombres están mejor preparados que las mujeres para los puestos importantes de gobierno; animó a militares a disparar en la "vagina" de guerrilleras; y ofreció "42 vírgenes" a los turistas que viajaran a Filipinas.


💬Ver 0 comentarios