Transeúntes caminan junto a un árbol caído después del paso del tifón María en Taipei, Taiwán, (horizontal-x3)
Transeúntes caminan junto a un árbol caído después del paso del tifón María en Taipei, Taiwán. (EFE)

Taipei - El tifón María dejó hoy Taiwán tras azotar la isla desde la pasada noche con un balance de un muerto, tres heridos y más de 55,000 hogares sin electricidad, según datos oficiales.

María afectó sobre todo al norte de la isla, que quedó paralizado por las medidas de precaución ordenadas por el Gobierno ante la fuerza de la tormenta.

La víctima mortal es un hombre que cayó a la calle mientras intentaba cerrar bien una ventana en Nuevo Taipei, según la cadena de televisión TVBS.

Además, los fuertes vientos y lluvias de María y las consiguientes inundaciones han causado tres heridos, 3,430 evacuados y el corte del suministro eléctrico a 55,407 hogares, según datos del Centro de Respuesta a Emergencias y Desastres de la isla.

María se encuentra ya en la provincia china de Fujian (sureste) con vientos de hasta 172 kilómetros por hora, informó el Servicio Meteorológico Central de Taiwán.

El tifón causó el martes fuertes congestiones en el metro de Taipei y en todas sus calles al decretar el gobierno la interrupción de la actividad educativa y laboral a las 3:00 p.m., hora local.

Esas actividades han permanecido hoy interrumpidas en el norte de Taiwán, con la excepción de Taipei, y se han producido más de 600 cancelaciones de vuelos y el cierre de cinco líneas de transporte ferroviario en la isla

En China, según Prensa Asociada, en la provincia de Fujian, fueron cerradas todas las escuelas y fábricas. Decenas de miles de personas fueron evacuadas a albergues y miles de botes pesqueros tuvieron que regresar a puerto.

Usualmente, entre junio y noviembre de cada año, surgen tifones que afectan a Taiwán, China, Japón, Filipinas y Vietnam. Se forman debido a las depresiones tropicales que cobran fuerza en el océano Pacífico y viran hacia el Mar del Sur de China y se debilitan al cruzar las montañas del sudeste asiático.

Entretanto, en la provincia de Sichuan, en el oeste de China, fuertes lluvias y aludes provocaron el cierre de centros turísticos en Emei y Jiuzhaigou. Las vías estaban obstaculizadas por el lodo, pero no se informó de daños ni heridos.


💬Ver 0 comentarios