El Vaticano instalará un belén de arena en la Plaza de San Pedro (semisquare-x3)
Vista de la Plaza de San Pedro, en la Ciudad del Vaticano. (EFE)

El Vaticano instalará esta Navidad un belén monumental de arena en la Plaza de San Pedro, que será realizado por escultores de cuatro países, según informó hoy la Santa Sede.

El pesebre, llamado "Natividad de Arena", de 1,300 metros cúbicos (46,000 pies cúbicos) y cerca de 700 toneladas de peso, se elaborará con arena originaria de los Dolomitas (Alpes italianos, patrimonio cultural de la Unesco), se indicó en un comunicado.

La primera fase será una pirámide de arena que se elevará el próximo domingo (17 de noviembre), en la Plaza de San Pedro, y unos días más tarde se montará la cubierta.

La fase escultórica la realizarán del 21 de noviembre hasta los primeros días de diciembre cuatro artistas, el estadounidense Richard Varano, el ruso Ilyá Filimóntsev, la holandesa Susanne Ruseler y el checo Rodovan Ziuny.

El Vaticano también instalará un árbol de Navidad procedente del Bosque del Cansiglio, en la provincia de Pordenone (nordeste de Italia), que llegará a la plaza de San Pedro el 22 de noviembre, para ser decorado con los tradicionales motivos navideños.

El pesebre de arena será inaugurado oficialmente el 7 diciembre, el mismo día en que se iluminará el árbol.

El año pasado, la Santa Sede sorprendió a todo el mudo con la instalación de un árbol navideño de 91 pies de altura. El abeto fue una donación  de la arquidiócesis de Elk, en Polonia, por lo que tuvo que cruzar Europa más de 1,242 millas, para llegar al Vaticano.

En 2017, el belén, de estilo napolitano del siglo XVIII, fue una ofrenda de la Abadía de Montevergine. Tenía un extensión de casi 262 pies cuadrados y contaba con una veintena de figuras de dos metros (6.5 pies) de altura en terracota. El pesebre estaba inspirado en obras de misericordia.


💬Ver 0 comentarios