Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
Santos aseguró que "va a ser muy difícil" reanudar los diálogos de paz con la guerrilla del ELN si ese grupo no muestra coherencia entre lo que dice y hace (EFE).

Jueces colombianos emitieron órdenes de captura contra cinco líderes del Ejército de Liberación Nacional (ELN) por el asesinato de tres desmovilizados de las FARC y el reclutamiento forzado de menores, informó este martes la Fiscalía General de la Nación.

El comandante de las Fuerzas Militares de Colombia, general Alberto Mejía, aseguró el lunes que los máximos líderes del ELN, que forman parte del COCE, están en Venezuela, por lo que no pueden lanzar operativos contra ellos y deben golpear a los cabecillas "de segunda o tercera fila".

La orden de captura contra "Pablo Beltrán", jefe negociador de la guerrilla en los diálogos de paz, está suspendida por "virtud de solicitud del gobierno nacional", explicó la Fiscalía en un comunicado.

Según detalló el ente acusador, hombres del ELN fueron los responsables de la desaparición y posterior asesinato de los desmovilizados de la ex guerrilla Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) William Rivera, Johan Silva Paz y José Luis Cortés en el caserío La Florida, del municipio de Santacruz, en el departamento de Nariño, fronterizo con Ecuador.

"Las evidencias recaudadas en el curso de las indagaciones dan cuenta de que el ELN sería la organización responsable de la desaparición y muerte de los tres desmovilizados. La responsabilidad recaería sobre la compañía Jaime Toño Obando, pero se extiende por nivel jerárquico a los máximos cabecillas de esta estructura", agregó la información.

Por este caso, también se emitieron órdenes de captura contra los jefes del frente de guerra suroccidental del ELN, Gabriel Yépez Mejía, alias "HH", y de la compañía Jaime Toño Obando, Jorge Wilfrido Rosero Marín, conocido como "Fercho".

De otro lado, la Fiscalía acusó al ELN del reclutamiento forzoso de 45 menores de edad, así como de "diversas presiones y constreñimientos" contra las comunidades indígenas de Urubata y Kipara Embera Katio, del municipio de Tadó, en el departamento de Chocó (noroeste).

"Esta investigación que sigue la Fiscalía hace parte de un macro proceso que por este fenómeno adelanta a nivel nacional y que vincula 300 hechos de reclutamiento ilícito", precisó la entidad.

Por otra parte, fueron capturados Emilio Antonio Tarazona y Rosa Páez Arias, a quienes les imputarán los delitos de rebelión y concierto para delinquir con fines de narcotráfico por acciones efectuadas en el departamento del Cesar (norte), "donde el fin de semana pasado se realizaron atentados terroristas con ocasión" del "paro armado".

El ELN comenzó el 10 de febrero un paro armado, que irá hasta mañana, con el que busca presionar al gobierno colombiano para que retome los diálogos de paz iniciados hace casi un año en Quito.

Como parte del paro armado hasta el momento la guerrilla ha activado cargas explosivas en un puente y una carretera del norte del país, atacó con detonantes dos peajes en esa misma zona y asesinó el lunes a un soldado, entre otros hechos.


💬Ver 0 comentarios