Continúan este domingo los trabajos del rescate de Julen, el niño de dos años que cayó a un profundo y estrecho pozo en la localidad de Totalán, España. (semisquare-x3)
Continúan este domingo los trabajos del rescate de Julen, el niño de dos años que cayó a un profundo y estrecho pozo en la localidad de Totalán, España. (EFE / Daniel Pérez)

La dureza extrema de algunos estratos geológicos hace más lentos los trabajos de perforación de un túnel vertical que permita llegar hasta la zona de un pozo donde se cree que permanece atrapado un niño español desde hace ocho días, en el sur del país.

La perforadora, que comenzó a trabajar hace dos días, realiza un sobreesfuerzo para vencer la resistencia de las rocas y completar cuanto antes los 60 metros (196 pies) de profundidad del conducto, de los que ya se han excavado 53 (173 pies).

Posteriormente, el túnel será entubado para asegurarlo y unos mineros tendrán que abrir una galería horizontal con medios manuales para acceder al pozo. 

Con el fin de transportar a los mineros que realizarán esta obra en el tramo final y después recuperar y sacar a la superficie al pequeño, se ha fabricado una especie de cesta o cápsula que será descolgada con los integrantes del equipo de Salvamento de Hunosa en su interior, según informó el diario español El Mundo.

La idea del "ascensor" ha sido del director técnico del Consorcio Provincial de Bomberos de Málaga, Julián Moreno, quien lo ha diseñado para poder bajar por el túnel vertical.

Moreno explicó a la agencia de noticias Europa Press que ya cuentan con la cápsula con forma de jaula que ha sido forjada a lo largo de esta semana por un taller de carpintería metálica o herrería de Alhaurín de la Torre.

Según informó el cuerpo de bomberos, la cápsula tiene un diámetro de 1.05 metros (3.4 pies) por 2.5 metros (8.2 pies) de altura y está diseñada para dos personas con material para excavar o tres en caso de necesidad de rescate. De hecho, el portavoz del operativo de rescate, el ingeniero Ángel García, ha explicado que uno se podría quedar a mayor altura para controlar el trabajo de los dos en la galería, pues las dimensiones van a ser muy reducidas.

"Aparte tiene conductos preparados de aire; tiene también abajo un pozo, un adosado que lleva la cápsula donde en el caso supuesto de que la cantera que se va a hacer -donde se depositase todo el material de la excavación- se llenase pues tendría la capacidad de cargar casi 500 kilos de tierra y sacarla hacia arriba", detalló García a El Mundo.

Las autoridades no han logrado comunicarse con Julen Rosello, de 2 años quien cayó al pozo de 110 metros (350 pies) de profundidad y 25 centímetros (10 pulgadas) de diámetro el domingo pasado durante una comida familiar en el noreste de Málaga. El único indicio de él que se ha hallado hasta ahora es un cabello que coincidió con su ADN.

Los expertos ansían llegar al menor cavando un túnel horizontal hacia el lugar donde al parecer está el chico.

Los rescatistas esperan encontrar al menor a una profundidad de 72 metros (236 pies), donde el paso del túnel está bloqueado.

Toda España está al pendiente de las labores de rescate. La tarea ha sido insufriblemente lenta debido a que el terreno es bastante rocoso.


💬Ver 0 comentarios