(horizontal-x3)
El sismo que asoló Haití en 2010 acabó con la vida de 220,000 personas y dejó a cerca de un millón y medio sin techo (EFE/David Fernández).

Londres - La organización no gubernamental (ONG) Oxfam se ha visto envuelta en un escándalo después de que el periódico británico The Times publicara este viernes que algunos de sus trabajadores contrataron a prostitutas en Haití durante la operación de ayuda posterior al terremoto que destruyó el país en 2010. 

La ONG, que recibe $415 millones al año entre fondos del gobierno británico y donaciones públicas, ha reconocido que hubo una investigación interna y que varias personas han sido despedidas por estos hechos. El informe de la organización humanitaria, elaborado en 2011, "no descartaba la existencia de menores entre los explotados", según el diario británico.

La investigación comenzó a nivel interno de la ONG como respuesta a diversas denuncias de explotación sexual, descarga de material pornográfico, acoso e intimidación.

El informe, al que ha tenido acceso el diario, sugiere que hay menores de edad entre el grupo de personas que fueron abusadas sexualmente por el personal humanitario, aunque Oxfam argumentó que estas acusaciones "carecen de pruebas".

Como consecuencia, la organización británica permitió que tres de sus altos cargos renunciaran sin ningún tipo de acción disciplinaria y despidió a otros cuatro, todos ellos acusados de conducta obscena, incluyendo relaciones con prostitutas en el bloque de apartamentos donde Oxfam las hospedaba temporalmente.

Entre las renuncias se encuentra la de Roland van Hauwermeiren, responsable y director de Oxfam en Haití durante la crisis, quien admitió haber contratado a prostitutas a las que llevó a la casa que la organización había alquilado para él.

En un comunicado, publicado la mañana de este viernes, la ONG reconoce que "el comportamiento de algunos miembros del personal de Oxfam descubierto en Haití en 2011 fue totalmente inaceptable", e insiste en que empezó una investigación interna lo más rápidamente posible. 

"Anunciamos públicamente, incluyendo a los medios, tanto la investigación como las medidas que tomamos como resultado de la misma", reza el comunicado, que añade que después de la investigación se creó un equipo de protección específico y una línea de denuncia confidencial. 

La prostitución es ilegal en Haití y la edad del consentimiento son los 18 años. Además, el código de conducta de Oxfam prohíbe a sus trabajadores pagar por sexo, así como establecen las Naciones Unidas con respecto al comportamiento de los trabajadores humanitarios. Según revela The Times, la ONG no informó a las autoridades haitianas de los hechos porque "era extremadamente improbable que se tomara alguna medida". 

Según fuentes de Oxfam, la organización presentó el problema a la Comisión de Organizaciones Benéficas, la reguladora estatal británica, para su auditoría.

La Comisión, sin embargo, mantiene que nunca llegó a recibir el informe final y que Oxfam "no detalló las alegaciones concretas ni indicó que el acoso pudiera haber involucrado a menores".

Además, solicitó a la plataforma que "garantice que ha aprendido del pasado y que está tomando las decisiones necesarias para asegurar que el riesgo de acciones similares se minimice de cara a futuro".

El terremoto que asoló Haití en 2010 acabó con la vida de 220,000 personas, hirió a otras 300,000 y dejó a cerca de un millón y medio sin techo. 


💬Ver 0 comentarios