Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Giuseppe Conte (semisquare-x3)
Giuseppe Conte, el desconocido jurista que fue propuesto por el Movimiento Cinco Estrellas (M5E) y la xenófoba Liga Norte (LN) como futuro premier italiano (AP).

"Una persona con ese nombre (Giuseppe Conte) no aparece en nuestros registros, ni como estudiante, ni como miembro de la facultad". Es la frase que una vocera de la New York University, de Estados Unidos, le dijo al corresponsal en Italia del New York Times, que desató este martes en un primer escándalo alrededor de Giuseppe Conte, el desconocido jurista que fue propuesto por el Movimiento Cinco Estrellas (M5E) y la xenófoba Liga Norte (LN) como futuro premier de su extraño gobierno bicéfalo y populista.

En el currículo de 13 páginas en el que Conte se jacta de haber estudiado en prestigiosos institutos del exterior -que van de Yale a la Sorbona-, también se lee que este profesor sin experiencia política perfeccionó sus estudios jurídicos en la New York University, donde declara haber pasado, cada verano, desde 2008 a 2012, al menos un mes. Pero una vocera de esta universidad, Michelle Tsai, aseguró que no hay rastros de su nombre en los registros académicos, al señalar, sin embargo, que Conte "podría haber frecuentado unos cursos de uno o dos días que no suelen ser registrados en los archivos".

El "retoque" de currículo enseguida hizo estallar las redes sociales. Y si ya había dudas sobre un personaje totalmente desconocido -que cumplirá 54 años en agosto-, las hizo aumentar hasta las estrellas, al punto de frenar al presidente, Sergio Mattarella, a convocarlo para darle un encargo para formar gobierno.

Después de una mañana de polémicas, el M5E difundió un comunicado en el que intentó aclarar las cosas. "En su currículo Conte escribió claro que en la New York University perfeccionó y actualizó sus estudios, nunca citó cursos o maestrías cursados allí". "Conte, como cualquier estudioso, ha estado en el exterior para estudiar, enriquecer su currículum, pero paradójicamente esto ahora no está bien y se vuelve hasta una culpa", agregó el comunicado del M5E, el partido que más votos obtuvo en las elecciones de marzo pasado, liderado por el joven Luigi Di Maio. "Es la enésima confirmación de que realmente tienen miedo de este gobierno de cambio", también sentenció la nota, saliendo al contraataque.

Pero la imprecisión sobre la New York University -en cuya biblioteca habría pasado realmente mucho tiempo el profesor, según confirmó otro académico-, no fue la única. Con el paso de las horas y con el currículo bajo la lupa -tanto es así que en un momento ya no aparecía en Wikipedia-, también salió a la luz otro error. En el currículum Conte indicó haber pasado en 1993 un período de estudios jurídicos en el International Kulturinstitut de Viena, que al parecer no enseña Derecho: "Se trata de un instituto que se ocupa de la enseñanza de idiomas, pero que no da competencias específicas en ámbito legal", confirmó este instituto al diario La Repubblica.

Las incongruencias del currículum desencadenaron una tormenta. El Partido Democrático, de centroizquierda y derrotado en las elecciones, pidió aclaraciones, mientras que Forza Italia (el partido del expremier Silvio Berlusconi, que quedó afuera del pacto entre "grillini" y Matteo Salvini, el líder de la LN) denunció "sombras inquietantes" sobre el M5E.

Como si no alcanzara con el "error" del currículo, también salió a la luz otro dato que no se conocía del pasado de Conte. Según reveló el diario Il Manifesto, el profesor de derecho y ferviente católico asistió como abogado a una familia de una niña enferma a la que le fue suministrado un polémico tratamiento -llamado Stamina-, considerado no válido científicamente y cuyo "gurú", condenado por asociación por delinquir, se encuentra bajo arresto domiciliario.

"Puedes tener el CV más importante de la tierra, pero haber defendido el método Stamina es una mancha indeleble para quien quiere un cargo público", comentó, en un tuit, Marco Castelnuovo, periodista del Corriere della Sera.

El escándalo por el currículo "inflado" marcó una nueva vuelta de tuerca en una de las crisis políticas más largas de los últimos tiempos. Quemó el nombre de Conte, ya cuestionado por su falta absoluta de experiencia política y por el temor a un escenario sin precedente en la historia, con un primer ministro "débil", manejado a control remoto por la diarquía Di Maio-Salvini. E hizo reaparecer el nombre del mismísimo Di Maio, el líder del M5E, de 31 años, como posible primer ministro, pese a que, hasta ahora, fue vetado por su socio Salvini.

Aunque otra gran preocupación del presidente Mattarella, el máximo árbitro de esta situación de limbo político, es sobre el candidato propuesto por Di Maio y Salvini para conducir el Ministerio de Economía. Se trata del sillón más "caliente de todos", vista la preocupación de los mercados ante la confiabilidad de la deuda pública italiana -equivalente al 132% del PBI- y las promesas electorales tanto del M5E como de la LN, de subsidiar a los desocupados los primeros y bajar la alta presión impositiva, los segundos.

Mattarella quiere una figura sólida, capaz de reasegurar y garantizar a la Unión Europea y a los acreedores la respetabilidad de los deudores italianos. Pero Salvini quiere allí, a toda costa, a Paolo Savona, economista euroescéptico de 81 años, que fue ministro de Industria del expremier Carlo Azeglio Ciampi, desde siempre contrario a la entrada de Italia en el euro; un nombre que Mattarella también podría vetar.


💬Ver 0 comentarios