Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Maxim Huerta (horizontal-x3)
Maxim Huerta está acusado de fraude fiscal. (EFE)

Madrid - Ni una semana le duró el gabinete al gobierno "restaurador" del socialista Pedro Sánchez en España. Uno de sus ministros se vio forzado a renunciar y nada menos que por haber intentado evadir impuestos.

El ministro de Cultura y Deportes, Maxim Huerta, fue presionado para que se apartara del cargo que juró el viernes pasado luego de comprobarse que había sido multado por intentar ocultar más de 218,000 euros ($256,000) al fisco.

"Yo no he hecho nada malo. Lo que hubo fue un cambio de criterio de Hacienda. No veo por qué tengo que renunciar. Yo sigo con mi trabajo y ya está", intentó atajar Huerta por la mañana, apenas se supo de su mal paso con las arcas publicas.

Poco le duró el intento. Con el paso de las horas crecieron las evidencias en su contra y hasta hubo quienes rescataron viejos mensajes en los que el ahora exministro se reía en las redes sociales de los intentos de cobro del fisco.

"Estar al día con Hacienda ya no se lleva".. "Hacienda sólo me escribe para reclamarme pagos. Ojalá me llegara alguna carta de amor", eran algunos de sus sarcasmos.

Podemos, los primeros en atacar

Lo ocurrido sirvió también para que el gobierno de Sánchez sepa dónde están sus adversarios, ya que la izquierda radical de Podemos fue justamente la más dura al reclamar la renuncia de Huerta.

"No vamos a tolerar que este gobierno ampare las mismas prácticas del anterior, al que censuramos precisamente por corrupción", dijo Pablo Iglesias, el líder de la agrupación antisistema.

Días atrás, Iglesias admitió estar molesto con Sánchez porque "no tuvo en cuenta a su partido" para formar gobierno luego de haberle dado los votos para desplazar al presidente Mariano Rajoy en un inédito voto de censura en el Congreso de los Diputados.

"No le daremos ni quince días de tregua", dijo entonces Iglesias, en un cambio de posición radical ya que, sólo días antes, había ofrecido una "coalición" de partidos a Sánchez.

En un giro inédito en la historia reciente de España, el socialista llegó al gobierno no por una elección nacional, sino por una decisión del Parlamento, que, por primera vez, aprobó una moción de censura contra el ahora cesado expresidente.

El principal argumento fue la "corrupción" y el financiamiento ilegal que la justicia comprobó contra el Partido Popular (PP) en el gobierno con Rajoy.

Sánchez, promotor de la estocada, sufrió ayer un inesperado golpe al perder a uno de sus flamantes ministros por un caso de evasión fiscal.


💬Ver 0 comentarios