El equipo que trabaja en Totalán (Málaga) para rescatar a Julen (semisquare-x3)
El equipo de rescate trabaja en Totalán (Málaga) para encontrar a Julen. (EFE)

Los trabajos de rescate del pequeño Julen no se detiene en la localidad de Totalán, en Málaga, al sur de España. En la madrugada de este miércoles, la perforadora culminó con la excavación del túnel  y los operarios están ahora procediendo a entubar el orificio, de 60 metros (196 pies) de profundidad.

La operación, que mantiene en vilo a todo el país, afrontó nuevos problemas técnicos que retrasaron los trabajos, y el delegado del gobierno Alfonso Rodríguez intentó explicar la complicada situación que afrontan los técnicos y operarios.

"Es una situación extrema e inédita" por la "urgencia" y la complejidad del caso, afirmó en la región española de Andalucía, Rodríguez.

En unas declaraciones ante la prensa Rodríguez destacó que el objetivo sigue siendo llegar hasta el niño "lo antes posible".

El túnel vertical paralelo que se había excavado no pudo ser utilizado debido a problemas técnicos, pero el encamisado (la tubería interior) que se quería introducir para asegurar las paredes no entraba debido a algún tipo de desigualdad, así que se optó por aumentar el diámetro de la excavación.

Una vez entubado el túnel, se procederá a descender una pequeña cápsula con un equipo de élite de salvamento minero llegado expresamente desde la región carbonera de Asturias (norte).

Según información publicada por el diario español El País, los mineros de la Brigada de Salvamento de Hunosa tendrán que descender por el túnel vertical paralelo al pozo en el que Julen cayó hace diez días y excavar unos cuatro metros en dirección hacia donde se cree que está el menor. Esta fase final del rescate se demorará como máximo 24 horas, según Ángel García Vidal, coordinador del operativo.

El pozo de prospección de agua donde cayó el niño el pasado día 13 tiene unos 107 metros (351 pies) de profundidad y unos 25 centímetros (9.8 pulgadas) de diámetro, y ante la imposibilidad de acceder a su interior los técnicos decidieron primero excavar un túnel horizontal aprovechando el desnivel de la zona.

Pero, al encontrar rocas de dureza extrema, se optó finalmente por perforar un túnel vertical paralelo al pozo para acceder desde él al lugar donde se cree que está el niño.

Según el diario La Vanguardia, el operativo cuenta también con la unidad experta en explosivos de la Guardia Civil TEDAX (Policía), que está preparada para, si fuera necesario por la dureza del terreno, realizar pequeñas explosiones controladas que agrieten el material y faciliten su perforación.

El contratiempo con el cavado del túnel retrasará, puede que en otro día, el inicio de la excavación de la galería por parte de los mineros para comunicar los dos conductos y llegar hasta el pequeño.


💬Ver 0 comentarios