España: la fiscalía pide el ingreso a prisión de los cinco miembros de La Manada (semisquare-x3)
El caso de La Manada provocó manifestaciones y reclamos en todos el territorio español. (EFE)

La fiscalía de Navarra (norte) solicitó este viernes el ingreso en prisión de los cinco miembros de "La Manada" para que cumplan la condena a 9 años de prisión por un delito continuado de abuso sexual a una joven, en un caso que causó conmoción y controversia en el país.

El Tribunal Superior de la región de Navarra confirmó el pasado miércoles la condena a los cinco miembros de ese grupo, aunque dos de los cinco jueces de la corte emitieron un voto discrepante al considerar que hubo violación.

Los hechos ocurrieron en julio de 2016, durante las famosas fiestas de San Fermín de la ciudad de Pamplona.

Los cinco miembros de un grupo que se autodenominaba "La Manada" entraron con una joven al portal de un edificio de viviendas y allí mantuvieron relaciones sexuales, también grabadas con teléfonos móviles, y fueron denunciados inmediatamente después por la mujer.

El caso, que causó una gran movilización de mujeres contra la violencia sexual y protagonizó la agenda política y social en España, generó movilizaciones y protestas tras la sentencia inicial de abril pasado que solo apreció abusos sexuales, pero no violación.

Tras la sentencia del Tribunal Superior, la fiscalía de la región anunció hoy su petición formal para que los cinco condenados ingresen en prisión y así evitar la posibilidad de que "se sustraigan a la acción de la justicia".

También anuncia que va a presentar un recurso ante el Tribunal Supremo, pues sigue considerando que los hechos fueron un delito continuado de "agresión sexual y no sólo de abuso sexual", un criterio también fue aceptado en el voto particular de dos de los cinco magistrados de la corte superior.

Esta segunda sentencia, que aprecia también delito contra la intimidad (por grabar los abusos en teléfonos móviles) que podría incrementar las penas en 2 años y 10 meses, será recurrida por todas las partes ante el Tribunal Supremo.

Las acusaciones y la fiscalía discrepan con la consideración de abuso sexual y sostienen que los hechos fueron una violación, mientras que la defensa de los condenados insiste en que únicamente hubo relaciones sexuales consentidas entre adultos.

Según informa el diario El País, no es la primera vez que la fiscalía pide la vuelta a la cárcel de algún miembro de La Manada, después de su puesta en libertad bajo fianza de 6,000 euros ($6,800) en junio. El pasado 5 de julio la Sección Segunda de la Audiencia celebró una vista para estudiar la petición de las acusaciones de que volviera a prisión Antonio Manuel Guerrero, el guardia civil (policía) del grupo, que trató de renovar el pasaporte el lunes siguiente a su salida en prisión. 

Otro de los miembros del grupo, Ángel Boza, fue arrestado en agosto acusado de robar unos lentes de sol y atropellar a un guardia de seguridad que trató de detenerlo. Volvió a prisión, pero el 23 de noviembre, un juzgado de Sevilla lo condenó por un delito leve de hurto y lo dejó en libertad.


💬Ver 0 comentarios