(semisquare-x3)
Un herido del atentado es atendido en el hospital en Kabul, Afganistán. (AP)

Kabul — Un atacante suicida condujo una ambulancia el sábado a un área comercial tras afirmar que llevaba un paciente a un hospital y luego se hizo detonar junto a un puesto de control en Kabul, lo que dejó al menos 95 muertos y 158 heridos en un atentado reivindicado por el Talibán, informaron las autoridades. 

La poderosa explosión, una semana después de que extremistas talibanes mataran a 22 personas en un hotel internacional de la capital afgana, se sintió en toda la ciudad y cubrió el área de humo y polvo. 

Decenas de vehículos quedaron dañados o destruidos. Varias tiendas, algunas de ellas con antigüedades y equipo fotográfico, resultaron muy dañadas. 

Varias ventanas del cercano hospital gubernamental de Jamhuriat se rompieron y sus paredes quedaron afectadas. La gente corrió a ayudar y llegaron ambulancias para transportar a decenas de heridos a hospitales. 

El agresor usó la ambulancia para pasar por un retén de seguridad en el centro de Kabul, luego de decirle a la policía que transportaba a un paciente, y posteriormente detonó sus explosivos en un segundo puesto de seguridad, indicó el Ministerio del Interior. Cuatro sospechosos del atentado, que ocurrió cerca de los consulados de la India y de la Unión Europea, fueron arrestados y estaban siendo interrogados, señaló el ministerio, pero no entró en detalles. 

“La mayoría de los muertos en el ataque son civiles, pero desde luego que también tenemos bajas militares”, precisó Nasrat Rahimi, portavoz del ministerio. 

Zabihullah Mujahid, vocero del Talibán, reivindicó la responsabilidad del atentado ocurrido cerca de un antiguo edificio del Ministerio del Interior. 

Ha sido un mes de ataques incesantes en todo Afganistán, algunos de los cuales se ha adjudicado la responsabilidad el Talibán, y de otros una filial del grupo Estado Islámico. 

El secretario general de la ONU Antonio Guterres rápidamente condenó el atentado del sábado, y dijo a través de un portavoz que los “ataques indiscriminados contra civiles... nunca se pueden justificar”. John R. Bass, embajador estadounidense en Afganistán, calificó el ataque de “insensato y cobarde”. 

Por su parte, el Comité Internacional de la Cruz Roja afirmó en un tuit que “el uso de una ambulancia en el ataque de hoy en Kabul es espeluznante”. 

El fin de semana pasado, seis milicianos del Talibán atacaron el Hotel Intercontinental en Kabul, donde dejaron 22 muertos, incluidos 14 extranjeros. Unos 150 huéspedes huyeron del tiroteo y el incendio desatado por el ataque deslizándose por sábanas desde sus balcones. 


💬Ver 0 comentarios