La Armada argentina dio por terminadas el jueves las tareas de rescate de los 44 tripulantes a bordo del "ARA San Juan", dos semanas después de que desapareció en el Atlántico Sur, pero continúa la búsqueda del sumergible

La Armada afirmó ayer que "no fueron llamadas de emergencia" las comunicaciones que realizó el submarino ARA San Juan, en las horas previas a su desaparición. Dichas comunicaciones, además,no fueron ocho, como había informado la empresa Tesacom, sino 13, de acuerdo con el detalle aportado ayer por el vocero naval, capitán Enrique Balbi.

Balbi confirmó que en un período de diez horas y media, a partir del momento en que comunicó que tenía una falla, el ARA San Juan realizó tres llamadas satelitales al Comando de la Fuerza de Submarinos, con sede en Mar del Plata, además de un reporte de situación por escrito, un mensaje para pedir un cambio de rumbo en la navegación y siete intentos de conexión a Internet para transmitir datos.

A eso se suma una llamada de voz que realizó la Fuerza de Submarinos al comandante del ARA San Juan.

De las explicaciones dadas por la Armada, quedan algunos puntos oscuros, según confiaron fuentes castrenses en diálogo con LA NACION.

Meteorología

No queda claro si antes de zarpar de Ushuaia, el lunes 13 de noviembre, se tuvieron en cuenta los pronósticos de malas condiciones meteorológicas, lo que al día siguiente, a la noche, generó el ingreso de agua por el sistema de ventilación. El snorkel cuenta con dos válvulas. Se ignora si falló una o las dos.

Avería

El submarino informó que la avería fue subsanada. ¿Es sinónimo de reparada? Si fue arreglada, no está claro por qué se aisló uno de los compartimentos de baterías.

Velocidad

Si la falla fue subsanada, no se entiende por qué el submarino pasó a navegar a una velocidad de cinco nudos (5 millas por hora), casi como el trote de una persona, cuando el ritmo habitual es 25 nudos (25 millas por hora).

Puertos

No se tuvo en cuenta la posibilidad de derivar el submarino al puerto de Comodoro Rivadavia, (distante 267 millas) o al de Puerto Madryn, de aguas profundas.

Comunicación

Estaba previsto que el submarino se comunicara una o dos veces por día o incluso cada 48 horas. Entre las 22 (21 en Puerto Rico) del martes y las 8.36 (7:36 de Puerto Rico) del miércoles hubo 13 llamadas e intentos de conexión a Internet. Cuando la Armada informó, en los primeros días, que existía un problema de comunicación, no hizo público el intercambio que había habido esa noche entre el ARA San Juan y el Comando de la Fuerza de Submarinos.

Emergencia

La Armada comenzó la búsqueda del submarino 36 horas después de que se perdió toda comunicación, que había sido intensa en las diez horas anteriores.

No se declaró de entrada el caso en emergencia, como sí ocurrió en abril de 2007 cuando se incendió el rompehielos Irízar, que obligó a la evacuación de la tripulación. Apenas producido ese incidente concurrieron rápidamente al salvataje de emergencia las corbetas Grand Ville y Robinson, apostadas en Mar del Plata, un avión Orion de la Armada, un Hércules de la Fuerza Aérea, un caza de la Prefectura, un buque petrolero panameño y un pesquero uruguayo, entre otras naves. En el caso del ARA San Juan, pese a que se había informado un principio de incendio, se esperó un tiempo para actuar. Varios especialistas indicaron que si se hubiera declarado una emergencia, la acción tendría que haber sido inmediata.


💬Ver 0 comentarios