Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Un barco transportando a los expulsados del crucero (horizontal-x3)
Un barco transportando a los expulsados del crucero. (Captura)

Una familia italiana fue expulsada del crucero Carnival Legend luego de desatar unas siete peleas entre varios pasajeros de la embarcación. 

El barco partió el 8 de febrero de la ciudad de Melbourne, en Australia, a una ruta de 10 días por el océano Pacífico. 

Imágenes en las redes sociales muestran a varios pasajeros golpeándose entre sí, mientras que oficiales de seguridad de la embarcación intentan controlar la pelea emitiendo golpes a los responsables, lo que acaloró la situación.

Los vídeos fueron divulgados por la Australian Broadcasting Corporation, y en los mismos se aprecia a varios oficiales de seguridad del barco intentando contener las grabaciones de los incidentes.  

En el reporte noticioso se afirma que un pasajero llamó a un familiar indicándole que “personal de seguridad entró, tomó su teléfono y borró muchas imágenes tomadas con el mismo”.

Varios pasajeros han señalado que tuvieron que encerrarse en sus cabinas por las múltiples peleas que se suscitaron durante el viaje.

Los protagonistas de los incidentes eran nueve hombres y varios adolescentes pertenecientes a una misma familia de Italia. 

Tras las reyertas, la embarcación realizó una parada no programada en la ciudad de Eden, al sur de Nueva Gales del Sur, para expulsar a los responsables junto a otros 14 miembros del mismo grupo familiar.

Un pasajero del Carnival Legend, identificado como Jarrah Bolitho, dijo que al menos vio tres peleas en la embarcación y que la familia, a la que catalogó como una “pandilla”, lo amenazó.

“Ha habido siete peleas en el crucero”, afirmó.

Informes del incidente apuntan a que unas 30 personas resultaron heridas. Sin embargo, la Policía ha confirmado que no ha acusado a nadie. 

Carnival Cruice Line, la empresa operadora del crucero, afirmó en un comunicado “que adoptamos un enfoque de tolerancia cero para el comportamiento excesivo que afecta a otros huéspedes y hemos actuado en consecuencia en el Carnival Legend”.

“El personal de seguridad altamente capacitado del barco, ha tomado medidas enérgicas en relación con un pequeño grupo de huéspedes problemáticos, que han estado involucrados en altercados a bordo”, dijo la compañía en sus declaraciones. 


💬Ver 0 comentarios