Estaba en una prisión mexicana de máxima seguridad y trataron de salvarlo, pero no pudieron.

Ciudad de México — El capo mexicano Héctor Manuel Beltrán Leyva, alguna vez uno de los hombres más buscados de México, falleció el domingo en la cárcel a consecuencia de un infarto, informaron las autoridades.

Beltrán Leyva, de 56 años, fue trasladado a un hospital en la ciudad de Toluca tras quejarse de dolor en el pecho, pero los médicos no pudieron salvarlo, indicó la Secretaría de Gobernación. 

El capo recibió la atención necesaria, y el personal de la prisión y del hospital hicieron todo lo que pudieron para salvarlo, agregó la secretaría, la cual enfatizó que se siguieron los protocolos de seguridad. 

Beltrán Leyva fue arrestado en 2014 en la ciudad de San Miguel de Allende, en el estado de Guanajuato en el centro del país, pero había logrado librarse de ser extraditado a Estados Unidos. 

El cártel de los hermanos Beltrán Leyva solía ser uno de los principales en el narcotráfico mexicano, donde controlaba la región fronteriza del estado de Sonora con Estados Unidos. En 2008, una alianza dominada por el cártel de Sinaloa, la cual incluía la organización de los Beltrán Leyva, se rompió, lo que desató uno de los episodios más sangrientos de enfrentamientos entre los cárteles mexicanos. 

Los hermanos Alfredo y Carlos fueron arrestados, mientras que Arturo murió en un choque con soldados de la Armada de México. La esposa de Héctor, Clara Laborín Archuleta, fue arrestada después de que se hizo cargo del grupo delictivo e intentó recuperar el control del tráfico en el puerto turístico de Acapulco, en el Océano Pacífico. Los grupos en los que se dividió el cártel han generado olas incesantes de violencia y extorsiones en esa ciudad. 

Se cree que Joaquín “El Chapo” Guzmán, líder del cártel de Sinaloa que está siendo enjuiciado en un tribunal federal en Brooklyn, proporcionó la información que condujo al arresto de Alfredo.


💬Ver 0 comentarios