Un oficial de la fuerza aérea filipina muestra una imagen de satélite del tifón Mangkhut durante una reunión con el presidente Rodrigo Duterte. (AP / Aaron Favila) (semisquare-x3)
Un oficial de la fuerza aérea filipina muestra una imagen de satélite del tifón Mangkhut durante una reunión con el presidente Rodrigo Duterte. (AP / Aaron Favila)

Manila - Filipinas ha movilizado más de $30 millones para la respuesta de emergencia y asistencia humanitaria en las comunidades donde viven 4.6 millones de personas que se verán afectadas por el paso del tifón Manghkut de categoría 5.

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, encabezó hoy en Manila la reunión del centro de mando del Centro Nacional de Reducción de Desastres (NDRRMC) para "asegurarse de que todas las instancias de gobierno están preparadas al más alto nivel", precisó su portavoz, Harry Roque.

El portavoz también explicó que se han desplegado "equipos de respuesta rápida" y que están listos "todos los activos terrestres, aéreos y marítimos" de las Fuerzas Armadas para las tareas de rescate y suministro de ayuda humanitaria en las áreas directamente afectadas por el tifón. 

Manghkut entró ayer en el área de responsabilidad de Filipinas y se espera que toque tierra el sábado por la mañana en la provincia de Cagayan, al norte de la isla de Luzón, en el extremo septentrional del país.

En esa zona las autoridades locales y regionales ya han comenzado las tareas de evacuación de las familias que viven en las zonas más vulnerables.

El mayor tifón de la temporada se encontraba hoy a las 4:00 p.m., hora local, a 357 millas de la costa oriental de Luzón y arrastra vientos sostenidos de 125 millas por hora (mph) y con ráfagas de 155 mph, indicó el último boletín de la agencia nacional de meteorología PAGASA.

Según los pronósticos, Manghkut -bautizado localmente como Ompong- se fortalecerá en las próximas horas antes de tocar tierra el sábado y si los vientos sostenidos superan las 135 mph será catalogado como un supertifón.

Las autoridades filipinas han advertido de que el impacto de Manghkut puede ser tan devastador como el de Haiyan, el último supertifón que azotó el archipiélago en 2013 y que causó 6,300 muertos y 16 millones de damnificados.

PAGASA ya ha activado el primer nivel de alerta por ciclón en todas las provincias de Luzón y en Samar, que pertenece a la región central de Bisayas, ante la llegada de Mangkhut, que se desplaza hacia el oeste a unas 15 mph.

Filipinas recibe cada año entre 15 y 20 tifones durante la temporada de lluvias que este año empezó el 8 de junio y suele concluir entre noviembre y diciembre.


💬Ver 0 comentarios