Manifestantes recorren las calles este lunes, en Puerto Príncipe. (semisquare-x3)
Manifestantes recorren las calles de Puerto Príncipe, Haití. (EFE)

Los dirigentes de la oposición haitiana comenzaron el lunes una huelga de dos días que ha paralizado la capital del país, en la que los manifestantes exigen la renuncia del presidente Jovenel Moise por acusaciones de corrupción.

Escuelas, negocios y oficinas de gobierno cerraron y grupos de inconformes bloquearon caminos e incendiaron pilas de gomas en diversas partes de Puerto Príncipe. Algunos manifestantes quemaron vehículos de una estación de radio y acusaron a medios noticiosos de estar al servicio del gobierno.

El transporte público fue suspendido y las autoridades cancelaron una sesión parlamentaria.

La huelga tiene lugar un día después de que miles de manifestantes chocaron con la Policía con saldo de dos personas muertas y cinco heridas. Los manifestantes exigen una mayor investigación sobre el destino de fondos resultantes de envíos de petróleo venezolano subsidiado de conformidad con el programa Petrocaribe.

El primer ministro designado de Haití, Jean Michel Lapin, declaró este lunes que el derecho a protestar está garantizado en la Constitución del país, pero que no es "aceptable" la violencia, por lo que condenó las "acciones lamentables" ocurridas en el país.

El jefe de Gabinete lamentó las pérdidas de vidas que resultaron de las protestas de sectores opositores y felicitó a la Policía Nacional "que hace un buen trabajo de profesionalidad".

Lapin, designado para el cargo por el presidente haitiano, Jovenel Moise, aún no ha podido presentar su plan de gobierno ante el Parlamento (bicameral) debido a desórdenes impulsados por varios legisladores.

El pasado 31 de mayo la Corte Superior de Cuentas de Haití envió al Parlamento (bicameral) su informe final sobre la investigación que realizó sobre los supuestos actos de corrupción en Petrocaribe.

Según detalles conocidos por la prensa, la investigación desveló que la compañía Agritrans del presidente haitiano recibió millones de dólares para la ejecución de varios proyectos pero no los ha llevado a cabo.

Asimismo, el texto revela que al parecer existe una red de funcionarios dentro del gobierno haitiano que gestiona la obtención de contratos para amigos del expresidente del país Michel Martelly, así como para el exprimer ministro Laurent Lamothe.

El reporte de la Corte Superior de Cuentas califica de "grave" la manera en que varios Gobiernos han gastado más de $2,000 millones de los fondos de Petrocaribe entre 2008 y 2016, la mitad de los recursos generados por el programa durante ese período.

El documento está en poder del presidente del Senado y de la Asamblea Nacional haitiana, Carl Murat Cantave, quien deberá tramitarlo ante la Justicia.

Asimismo, se conoció que un periodista haitiano murió este lunes tras ser tiroteado por desconocidos que se desplazaban en una motocicleta en medio de las protestas que se realizan desde el domingo en Puerto Príncipe para exigir la dimisión del presidente del país, Jovenel Moise, confirmó este martes la Policía Nacional.

Se trata de Pétion Rospide, quien trabajaba para la emisora Radio Sin Fin (RsF) y frecuentemente se pronunciaba sobre el supuesto manejo irregular de fondos de Petrocaribe.

De acuerdo a las autoridades, el periodista fue alcanzado por una bala cuando se dirigía hacia su casa en el sector Portail Léogane.

La muerte del comunicador fue confirmada a través de Facebook por la propia emisora RsF.

"Nuestro hermano, nuestro colega, nuestro amigo Pétion Rospide ha caído. Es un golpe para RsF", apuntó.


💬Ver 0 comentarios