Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
Fotografía cedida por UNICEF que muestra a varios trabajadores liberianos mientras se preparan para tratar a varios pacientes con ébola en el Hospital de Bikoro, República Democrática del Congo (EFE/ Mark Naftalin / Unicef).

El ébola en la República Democrática del Congo se extendió a una ciudad, la capital de la provincia de Equateur, un preocupante avance ya que el riesgo de infección es mayor en zonas densamente pobladas.

Las autoridades reportaron este jueves dos presuntos casos de fiebre hemorrágica en los distritos de salud de Wangata, que incluyen la ciudad de Mbandaka, a unas 93 millas de Bikoro, la zona rural donde comenzó el brote, dijo el ministro de Salud, Oly Ilunga.

Una muestra dio positivo para el letal virus del ébola, elevando a tres el número de casos confirmados en tres distritos de salud, agregó el funcionario. Se han reportado 44 casos, 23 de ellos fatales, informó la Organización Mundial de la Salud. Entre estos hay tres confirmados, 20 probables y 21 sospechosos.

“Entramos en una nueva fase del brote de ébola que afecta tres zonas de salud, incluida una zona de salud urbana”, dijo Ilunga. Está preocupado, dijo porque Mbandaka es una ciudad densamente poblada en el centro de la provincia de Equateur. El ébola se transmite por contacto con los fluidos corporales de los enfermos.

“Desde el anuncio del alerta en Mbandaka, nuestros epidemiólogos trabajan en el campo con agentes de la comunidad para identificar a las personas que han estado en contacto con casos sospechosos”, añadió.

Dijo que las personas que han estado expuestas a presuntos casos de ébola recibirán vacunas, por primera vez en el país. Los expertos están rastreando 500 contactos, dijo Ilunga.

La OMS envió 5,400 dosis de la vacuna experimental contra el ébola al Congo este miércoles, dijo el ministro de Salud. Enviará miles más en los próximos días, a medida que se las necesite.

La vacuna, de la farmacéutica estadounidense Merck, ha demostrado ser altamente eficaz. Fue utilizada en Guinea en 2015, durante el brote que mató a más de 11,300 personas en África occidental en 2014-16.

La enfermedad -que se transmite por contacto directo con la sangre y fluidos corporales de personas o animales infectados- causa hemorragias graves y puede tener una tasa de mortalidad del 90%.

Sus primeros síntomas son fiebre repentina y alta, debilidad intensa y dolor muscular, de cabeza y de garganta, además de vómitos.


💬Ver 0 comentarios