Indonesia: Aseguran que el avión accidentado no debió de haber despegado (semisquare-x3)
El investigador Nurcahyo Utomo de la Comisión de Nacional de Seguridad en el Transporte de Indonesia, durante una conferencia de prensa en Yakarta. (AP)

La Comisión de Nacional de Seguridad en el Transporte de Indonesia (KNKT) indicó que durante el vuelo entre Denpasar y Yakarta, el avión Boeing 737 Max 8 de Lion Air que se estrelló con 189 ocupante debería haber regresado a su aeropuerto de origen ya que no estaba en condiciones de volar.

Sin embargo, antes del fatídico vuelo, el aparato fue revisado por ingenieros en Yakarta que, tras realizar exámenes y rectificaciones, determinaron que la aeronave podía volar.

"Durante el vuelo de Denpasar a Yakarta", anterior al del fatal desenlace, "el aparato sufrió un problema técnico, pero el piloto decidió continuar el vuelo", indicó Nurcahyo Utomo, responsable de la institución.

"Necesitamos comparar las declaraciones de los ingenieros con los procedimientos requeridos", dijo Utomo.

Además, las autoridades de Indonesia indicaron que investigan los protocolos operativos del avión Boeing 737 Max 8 de Lion Air que se estrelló con 189 ocupantes, el pasado 29 de octubre, sin dejar supervivientes.

Según el informe preliminar oficial de la investigación del accidente presentado hoy, el aparato se estrelló después de que los pilotos intentasen compensar un nuevo sistema automático (MCAS) de este modelo que inclina hacia abajo el morro del avión para evitar que "caiga en pérdida", es decir, que no tenga velocidad suficiente para mantenerse en el aire.

Uno de los investigadores de la Comisión de Nacional de Seguridad en el Transporte (KNKT), Nurcahyo Utomo, indicó en rueda de prensa que no han encontrado en el manual del modelo 737 Boeing Max 8 menciones al MCAS.

"¿Por qué no pusieron la información en el manual, incluida la Administración Federal de Aviación que lo aprobó?", se preguntó Nurcahyo.

En el informe preliminar basado en los datos de vuelo de una de las cajas negras se revela que los pilotos intentaron corregir en más de 30 ocasiones el descenso automático de la trompa del avión, causado por datos erróneos de los sensores, antes de precipitarse contra el mar a los pocos minutos de despegar de Yakarta.

Además, el vuelo anterior al accidentado, el Denpasar-Yakarta, sufrió complicaciones parecidas que fueron solventadas por los pilotos y que, según la KNKT, han servido a Boeing para redactar dos actualizaciones operativas que han enviado a las aerolíneas tras el siniestro.

Según Nurcahyo, unade las preguntas que se hacen los investigadores es si los pilotos del vuelo Denpasar-Yakarta consiguieron solucionar el problema con el MCAS siguiendo procedimientos existentes.

El investigador dijo que todavía indagan si los protocolos operativos del avión contenían la información necesaria antes del accidente y por el momento recomendó a Lion Air que se asegure que sus pilotos siguen el manual de operaciones.

Peter Lemme, un experto en comunicaciones aéreas y satelitales y un exingeniero de Boeing que escribió un análisis de los datos en su blog, comparó los problemas con "un juego mortal" en el que el avión apuntaba hacia abajo, mientras los pilotos intentaban enderezarlo. Está acción se repitió 26 veces durante el vuelo de 11 minutos, pero los pilotos no pudieron reconocer lo que estaba sucediendo y siguieron el procedimiento conocido para contrarrestar la activación incorrecta del sistema de seguridad automatizado, dijo Lemme.

"Si hubieran arreglado el avión, no habríamos tenido el accidente", concluyó el experto.

Las autoridades indonesias buscan todavía en el mar de Java la otra caja negra que graba las conversaciones de los pilotos en la cabina, y que las autoridades consideran determinante en la investigación.


💬Ver 0 comentarios