Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Mamoudou Gassama nació en Mali, pero obtuvo la ciudadanía francesa luego de salvar a un niño que colgaba de un cuarto piso

Un inmigrante de Mali se convirtió en el héroe del día luego de salvar a un niño que colgaba del balcón de un cuarto piso, en un edificio de París. Las imágenes se volvieron virales y llegaron a los ojos del presidente Emmanuel Macron, quien lo citó a una reunión y le dio la ciudadanía.

El hombre, considerado como “Spiderman” de París, trepó cuatro pisos en 30 segundos y llegó hasta el departamento para poner a resguardo al menor, que se encontraba sin su familia en el momento que pudo haber terminado en una tragedia.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, recibió este lunes como a un héroe a Mamoudou Gassama, el maliense indocumentado que salvó la vida de un niño de cuatro años en París tras trepar cuatro pisos y al que hoy se le prometió la concesión de la nacionalidad.

El "Spiderman" francés tardó este apenas medio minuto en subir por la fachada del edificio y llegar hasta el pequeño, que se había quedado colgado de un balcón y suspendido en el vacío.

"Bravo", le dijo Macron en el encuentro que mantuvieron en el Elíseo después de que el vídeo en el que se ve a Gassama salvando al pequeño se hubiera hecho viral en internet.

La Presidencia francesa informó a continuación de que el joven, de 22 años, tendrá la nacionalidad francesa y formará parte del servicio cívico de los bomberos de la capital.

Gassama acapara la actualidad nacional desde que el sábado salió al rescate de ese niño sin más ayuda que la fuerza de sus brazos.

"No pensé en nada, subí directamente", le contó hoy el joven a Macron, que le concedió también una medalla y un certificado de "valentía y entrega", y le aseguró que todos sus papeles se van a regularizar.

En un vídeo ampliamente difundido en las redes sociales, se le puede ver escalando por los balcones y agarrar al niño, al que un vecino de al lado intentaba ayudar sin éxito.

En la calle, algunos ciudadanos habían llamado a la policía, pero Gassama llegó antes que los agentes.

Su gesto llevó a muchos internautas a reclamar su nacionalización y el portavoz gubernamental, Benjamin Griveaux, avanzó este domingo que el Ejecutivo era partidario de dársela.

"Ese acto de una inmensa valentía, fiel a los valores de solidaridad de nuestra República, debe abrirle las puertas de nuestra comunidad nacional", indicó en Twitter.

Gassama llegó a Francia el pasado septiembre y este lunes se presentó en el Elíseo en vaqueros y camiseta de manga corta, acompañado de su hermano y su novia, con quienes se hizo unas fotos con su propio móvil a la entrada del Palacio.

La madre delniño no estaba en París en el momento de los hechos y el padre, nacido en 1981 y sin antecedentes judiciales, fue detenido por haberle dejado sin vigilancia y comparecerá este lunes ante la Fiscalía. 


💬Ver 0 comentarios