Un tribunal de apelaciones peruano ordenó el miércoles liberar a la líder opositora Keiko Fujimori, detenida desde hace una semana tras ser acusada por la fiscalía de recibir dinero de la constructora brasileña Odebrecht para su campaña electoral en 2011, anunció un juez.

La Segunda Sala Penal de Apelaciones de Perú, que preside el juez César Sahuanay, ordenó la libertad de Keiko Fujimori, líder de Fuerza Popular, tras declarar nula la orden de detención de 10 días dictaminada por el juez Richard Concepción Carhuancho. 

Keiko Fujimori recupera así su libertad tras haber permanecido detenida durante ocho días en la sede de la Prefectura de Lima (prisión).

Al leer la resolución, el juez Sahuanay sostuvo que el magistrado Concepción Carhuancho no fundamentó adecuadamente su decisión. 

“Respecto de la suficiencia de los elementos que propone la fiscalía, el juez no agrega ninguna idea que pueda catalogarse como motivación de la resolución. Entonces se constata que no ha satisfecho el estándar que exige la fundamentación de la detención preliminar judicial”, aseveró.

Al plantear la nulidad de medida, el juez Sahuanay sostuvo que el magistrado Richard Concepción Carhuancho no se podrá pronunciar nuevamente sobre el requerimiento fiscal, sino que tendrá que hacerlo otro juez de investigación preparatoria.

“Se ha producido entonces una nulidad de carácter insubsanable y esta tiene grave trascendencia porque afecta el derecho a tener una resolución debidamente motivada”, insistió.

“La razón que lleva a este colegiado a declarar la nulidad de la resolución apelada tiene que ver con la ausencia de motivación. Por lo tanto, la nulidad se irradia también a todos aquellos cuya detención preliminar judicial está dispuesta en la resolución apelada”, también refirió.

Sahuanay también apuntó que el requerimiento fiscal viene acompañado de 92 tablas y 4 fotos, las mismas que fueron exactamente replicadas en la resolución judicial. 

“En una expresión que ya forma parte de nuestro lenguaje y es propio de la informática, se ha producido un copia y pega. Incluso, en el folio 12, la resolución reproduce incluso errores tipográficos”, precisó.

El fiscal superior Rafael Vela indicó que el Ministerio Público se reservaba su pronunciamiento respecto a la decisión de la sala.

Vale precisar que el fiscal José Domingo Pérez tiene hasta este viernes, fecha en la que vence el plazo de investigación en le marco de la Ley de Crimen Organizado, para formalizar investigación preparatoria contra Fujimori Higuchi y los otros implicados en el presunto lavado de dinero, entre ellos los exministros Jaime Yoshiyama y Augusto Bedoya.

Audiencia de apelación

La audiencia de apelación se realizó la mañana de este miécoles y culminó a la 1:30 p.m. (2:30 p.m. en Puerto Rico). Estuvieron Keiko Fujimori así como otros involucrados en esta investigación, entre ellos Augusto Bedoya Cámere y Adriana Bertilda Tarazona. Ellos también fueron liberados.

Giuliana Loza, defensora legal de Keiko Fujimori, reiteró que la disposición judicial "es abusiva, injusta y arbitraria" y sostuvo que su cliente no ha puesto en peligro procesal la investigación que le sigue la fiscalía.

Según la hipótesis del fiscal, la líder de Fuerza Popular encabezaría una organización criminal cuya finalidad es obtener poder político en las instituciones del Estado.

El fiscal superior Rafael Vela sustentó la posición del Ministerio Público e indicó que su tesis nunca señaló que el partido Fuerza Popular sea una organización criminal.

"Nunca se ha dicho que el partido (Fuerza Popular) sea una organización criminal, sino que fue infiltrado por una para realizar lavado de activos", manifestó.

Keiko Fujimori y otras 23 personas son investigadas por un presunto esquema de lavado de dinero realizado por Fuerza Popular (entonces Fuerza 2011) con presuntos aportes ilegales de Odebrecht durante la campaña presidencial de 2011.

Al respecto, Fujimori Higuchi les pidió a los jueces que se cumpla el debido proceso y la presunción de inocencia en el proceso que afronta.

“Estoy aquí y he venido para solicitar el debido proceso, no venimos para solicitar nada especial, por supuesto que en este punto sí coincidimos con el Ministerio Público: todos somos iguales ante la ley y, por lo tanto, se tiene que respetar también un derecho fundamental, que es el de la presunción de inocencia, que en este caso no ha ocurrido”, refirió.

La excandidata presidencial consideró que no existe peligro de fuga ni obstrucción a la justicia por su parte.

“Se hizo una emboscada de parte del Ministerio Público. Mi sola presencia en ese edificio desbarata esos dos supuesto (peligro de fuga y obstrucción a la justicia)”, remarcó Keiko Fujimori.

El juez Richard Concepción Carhuancho ordenó la detención preliminar por 10 días contra la excandidata presidencial el miércoles 10 de octubre, a pedido del Ministerio Público.

Según la resolución judicial, existe peligro de fuga por parte de Keiko Fujimori en tanto no cuenta con "arraigo de calidad" puesto que, no tendría arraigo laboral "al no tener trabajo conocido".

La decisión del magistrado Richard Concepción Carhuancho también se sustenta en que la líder de Fuerza Popular cuenta con ascendencia y familiares en Japón; y que su esposo es estadounidense.


💬Ver 0 comentarios