Julen Rosello (semisquare-x3)
La operación para rescatar el cuerpo del pequeño Julen duró 13 días. (EFE)

España sigue conmocionada por la muerte del pequeño Julen Roselló y los pormenores de la investigación sobre su muerte han acaparado la atención de la prensa de ese país.

Hace algunos días, David Serrano, el dueño de la finca en donde se encontraba el pozo por el que cayó el niño, presentó un informe en donde acusaba a los bomberos de haber asesinado al pequeño con una piqueta (herramienta utilizada para excavar y medir profundidades) en su intento por rescatarlo.

Sin embargo, la autopsia preliminar del pequeño Julen pone en cuestión esa hipótesis presentada por la defensa del propietario del terreno

Según el informe de las autoridades, las heridas que provocaron la muerte del niño no están en la zona superior de la cabeza, donde podría haber incidido la piqueta.

Con este avance de la autopsia no es posible descartar que la piqueta, de siete kilos (15.4 libras) de peso y un metro (3.2 pies) de largo, pudiera llegar al cuerpo del niño. De hecho, establece que Julen presentaba varias heridas "post morten" (luego de morir). Es decir, que si la piqueta tocó la cabeza del pequeño siempre fue después de que se produjera la muerte por esa caída.

Otro aspecto que tiene en cuenta la Justicia española es la fecha del fallecimiento, que  coincide con los días de la desaparición. Asimismo, de la autopsia se desprendió que Julén tenía tierra en el estómago y el esófago, y también entre sus manos. 

Por su parte, la jueza de Málaga, Elena Sancho Mallorquín, quien lleva adelante la causa, rechazó todas las pruebas solicitadas por la defensa de Serrano, según informó el diario español La Vanguardia

La magistrada consideró que dichas pruebas "no se consideran pertinentes en este estado del procedimiento a los fines de la investigación".

Asimismo, Sancho Mallorquín rechazó pedir más pruebas para seguir investigando en la dirección que pretende la defensa del propietario de la finca de Totalán (Málaga). 

En un artículo publicado en el diario ABC recuerda que la piqueta, a la que hace referencia el informe presentado por David Serrano y su defensa y que sería la causante de la muerte de Julen, no tenía rastros de sangre.

El sumario dado a conocer por el juzgado manifiesta que en la herramienta solo se hallaron restos de pelo y tierra. Por su parte, fuentes judiciales explicaron a ABC que este hecho apuntaría a que el hierro no habría golpeado al menor.


💬Ver 0 comentarios