(semisquare-x3)
Una mujer es desalojada por miembros del equipo de rescate tras el tsunami. (EFE)

Bangko - La cifra de fallecidos por el tsunami en el estrecho de Sonda, que separa las islas de Java y Sumatra, en Indonesia aumentó durante este fin de semana a 431 víctimas fatales.

Mientras, 15 personas siguen desaparecidas, 7,200 se encuentran heridas y 46,646 personas fueron desalojadas.

Los datos de la Agencia Nacional de Gestión de Desastres (BNPB, por su sigla enindonesio) incluyen daños en 1,856 construcciones, de estas 1,778 viviendas, y en 434 vehículos y embarcaciones.

La mayoría de las  víctimas mortales, cerca de 300, se registraron en Pangeglang, un distrito de unos 1,38 millones de habitantes situado en la provincia javanesa de Banten y que ha sido el que más ha sufrido debido a su extenso litoral. 

Las operaciones de rescate y asistencia a las víctimas prosiguen mientras la alerta del volcán Anak Krakatau, el supuesto causante del tsunami, aumentó el jueves pasado de dos a tres, en una escala de cuatro,  y continúa en ese nivel desde entonces.

Las autoridades indonesias han establecido un área de exclusión alrededor del volcán de un radio de cinco kilómetros y han aconsejado a los habitantes a ambos lados del estrecho de Sonda que mantengan una distancia de mar de entre medio y un kilómetro, como medida preventiva por si ocurre otro tsunami. 

El Anak Krakatau se alzaba en una isla del estrecho de Sonda a 340 metros sobre el nivel del mar, pero tras la catástrofe su altura ha quedado reducida a 110 metros. 

Indonesia se asienta sobre el "Anillo de Fuego del Pacífico", una zona de gran actividad sísmica y volcánica que es sacudida cada año por unos 7,000 temblores, la mayoría moderados. 


💬Ver 0 comentarios