Los buzos se afanaban por rescatar sus cuerpos. (semisquare-x3)
Los buzos se afanaban por rescatar sus cuerpos. (AP)

Roma - Las tormentas que azotan Sicilia han dejado al menos 12 muertos, dijeron las autoridades italianas, mientras el premier Giuseppe Conte viajaba el domingo hacia esa isla del Mediterráneo.

Los buzos extrajeron a nueve de esas víctimas de una vivienda que fue inundada por un río en rápida crecida en la campiña cerca de Palermo.

La emisora estatal RaiNews24 dijo que el único sobreviviente de la inundación que arrasó la casa fue el dueño, que había salido a pasear los perros el sábado cuando llegó el torrente.

Se agarró a un árbol y fue a parar al techo de una casa vecina. Utilizó su teléfono celular para solicitar ayuda, pero fue demasiado tarde para los demás, incluidos un bebé de un año y un niño de tres años. Las víctimas eran de dos familias que se habían reunido en la casa de campo para pasar el fin de semana.

Otra muerte confirmada fue la de un hombre cuyo cadáver fue hallado en una barandilla en un camino del área de Palermo después de que las aguas de la inundación arrastraron su automóvil, indicaron reportes noticiosos italianos.

Dos personas fallecieron a consecuencia de la tormenta en las afueras de Cammarata, provincia de Agrigento, un poblado turístico siciliano famoso por sus antiguos templos griegos. Los buzos se afanaban por rescatar sus cuerpos.

También en Agrigento, los bomberos rescataron a 14 personas de un hotel en la localidad de Montevago, amenazada por las aguas del río Belice.

Al menos dos personas estaban desaparecidas el domingo en otros incidentes en la isla después de que las inundaciones se llevaron sus vehículos, incluido el de un médico que se dirigía al hospital en el poblado de Corleone, en las colinas.

El norte de Italia fue azotado por tormentas días antes, y en ellas perdieron la vida 15 personas. Además, millones de árboles fueron derribados cerca de valles alpinos, y varios poblados italianos quedaron sin electricidad y aislados durante días.

En Casteldaccia, la aldea donde el río inundó la vivienda en Sicilia, la vecina Maria Concetta Alfano dijo que ella, su esposo y su hija adulta discapacitada huyeron después de que los ladridos de los perros los alertaron de las crecientes aguas del río Milicia, señaló la agencia noticiosa ANSA. Andrea Cardenale, el esposo, dijo haber manejado con “el agua a la altura del capó”.


💬Ver 0 comentarios